Qué ver y hacer en Barcelona en un fin de semana

Si eres de los nuestros, te sientes sucio e incompleeeeet cuando visitas una ciudad y no visitas lo más típico de ella – aunque quien esté libre de pecado de pasar de visitar un museo muy importante de vacaciones, que tire la primera piedra… pero a mí no, que hoy he venido muy guapa a la oficina.

BOOM

Así que en GapFear hemos hecho un planning de todo lo que haría yo como freak de Barcelona si llegara a la ciudad un viernes al mediodía, añadiendo también lugares típicos que no podrías irte sin verlos. O sí. Tú sabrás, no sé, ay.

VIERNES

Acércate al restaurante de sushi Kibuka: normalmente es bastante caro, pero durante la semana tienen un menú de mediodía por sólo 9,90€ y ahí estoy yo cual rata de barriobajo para aprovecharme de la oferta y creerme Paris Hilton, que me conozco todas las ofertas de la ciudad.

De hecho, si no te gusta la comida japonesa, puedes ir al Teresa Carles, otro restaurante caro que tiene un menú de 9,90€ súper rico entre semana. Es vegetariano pero si eres carnívoro te encantará igualmente.

Le hemos robado esta fotografía a un blog en inglés, además no recuerdamos cuál es y no le podemos dar crédito - somos lo peor de Internet y unos seres angustiantes

Le hemos robado esta fotografía a un blog en inglés, además no recuerdamos cuál es y no le podemos dar crédito – somos lo peor de Internet y unos seres angustiantes

Por la tarde puedes ir al Parc Güell. Tómate toda la tarde para visitarlo con tranquilidad y disfrutar de él, es bastante grande y, aunque está en la ciudad, llegar hasta ahí con el transporte público se puede hacer un poco largo.

Para terminar el día, puedes cenar en la Vietnamita – no podría estar más rico y baratillo, de verdad. Si te queda energía, puedes ir a la fuente de Montjuic a ver el piromusical (¿quién se inventó esta palabra?) con los guiris. Sé que suena a cutre-plan pero la verdad es que si subes hasta el MNAC puedes ver toda la ciudad de noche, sentarte en sus escaleras y disfrutar del espectáculo mientras te tomas una cervecita. No te lo podría recomendar más.

Si no sabes dónde dormir, échale un vistazo a estos hoteles baratos que no dan asco.

SÁBADO

Despiértate tempranito y ves hasta la Casa Milà, así de camino para abajo puedes ver la Casa Batlló y llegar hasta Plaza Catalunya, pasear por las Ramblas, meterte por el gótico (no te olvides de visitar la plaza Sant Felip Neri), llegar hasta el Born y visitar la Catedral del Mar.

sa

A la hora de comer, puedes cogerte una hamburguesa en el Kiosko Burger y caminar con tus amigos o tu pareja hasta el Parque de la Ciutadella para comértela. La hamburguesa digo.

PARADME

Ahí puedes tumbarte y descansar un poquito al Sol; siempre hay gente muy simpática (me parezco a mi madre cuando habla de amigos míos que le caen bien “son buenos nenes”), así que es muy fácil hacer amigos y acabar intentando caminar por encima de una cuerda tensada.

Por la tarde puedes caminar hasta la Barceloneta para ir a la playa (aunque es la de los guiris, ¡lo siento!), por el camino hay una de las heladerías más originales que he visto jamás, así que puedes comprarte allí la merienda y petarlo en Instagram:

El establecimiento se llama Eye's cream y merece la pena hacerle una visita

El establecimiento se llama Eye’s cream y merece la pena hacerle una visita

Por la noche puedes cenar en Addis Abeba, un restaurante etíope donde puedes comer con las manos, ¡toda una experiencia!

Cuando hayas acabado, límpiate bien y sal de fiesta (no querrás ligar y que te hagan la cobra porque hueles a kebab); normalmente la gente joven sale por Razzmatazz, Apolo o Plataforma, aunque hay mil clubs que merecen la pena (la última vez que salí, me tomé algo en el Sor Rita y acabé peor que Isabel Pantoja volviendo a España de Miami en el 91).

DOMINGO

Día de resaca, si te despiertas tarde puedes dar una vuelta por Poble Sec y acabar comiendo algo en calle Blai, donde hay bares en los que los pinchos cuestan 1€ y están realmente buenos.

Antes de hacer una larga sobremesa, ten en cuenta que todavía te queda acercarte a ver la Sagrada Familia y, después, supongo que tu avión o tren saldrá prontito para volver a casa, ¡espero que lo hayas pasado genial este fin de semana en la ciudad condal! 🙂

You may also like

Leave a comment