Dónde comer canelones en Barcelona cuando eches de menos la comida casera de tu madre

Nunca vayas detrás de nadie… a no ser que tenga canelones.

Si te encantan tanto como a nosotros y no tienes a nadie cercano que te llene la nevera con tuppers caseros, apúntate ya estos 4 sitios de Barcelona y visítalos en cuanto puedas para probar los putos mejores canalones de Barcelona:

CAN CULLERETES 1786

Está en C/ d’en Quintana, 5 – Zona El Gòtic.

Este es ni más ni menos que el restaurante más antiguo de la ciudad condal, de Catalunya y el segundo de España, así que es muy turístico (no tanto por parte de los guiris, sino por los propios catalanes) pero merece la pena acercarse para comerse uno de los mejores canelones caseros de Barcelona.

restaurante-canelones-bcn

El restaurante todavía es regentado por la familia y es una de las mejores opción para meterse unos canelones entre pecho y espalda, tanto por la calidad del plato y receta tradicional (abundancia, sabor de la carne y perfección de la bechamel), como por lo práctico que resulta ir porque te pilla al lado de todo. Está bastante bien de precio.

Si vas no vuelvas a casa sin catar los canelones de espinacas y brandada de bacalao. 

Difunde mi mensaje, amigo lector

Cuidado: los domingos sólo abren al mediodía y cierran los lunes.

SENYOR PARELLADA

Está en C/Argenteria, 37 – Zona la Ribera.

Todo un clásico.

Hace más de 100 años, en lugar de un restaurante, se erigía allí una casa de servicios para los viajeros que llegaban a la Estación de Francia, muy cerca de la zona. El local tiene una larga tradición – hasta Pepe Carvahlo, un famoso detective que aparece en los libros de Vásquez Montalbán, fue a parar alguna vez allí en sus aventuras urbanas.

restaurante-canelones-barcelona

La calidad de la comida y del servicio destaca, así que tendrás que pensártelo como una opción especial. También muy formalito, podríamos decir que hacen canelones premium. Que es caro, vamos.

Cuando tengas que pagar y tengas que despedirte de tus billetes

LA BODEGUETA

Está en C/ de Blai, 47 – Zona Poble Sec.

Esta taberna muy familiar tiene años de reputación en la calle Blai del Poble Sec.

Ya sabrás que durante estos últimos cuatro años todo el mundo ha querido abrir tascas vascas fake para turistas, sobretodo en este barrio y en esta calle en particular (que no es que yo tenga nada en contra de las tapas a 1€, que me he puesto fina miles de veces), así que encontrar allí algún lugar genuino de toda la vida, con comida decente, económica y casera es todo un reto.

los-mejores-canelones-barna

EL FARO AZUL

Está en C/Rec Comtal, 21 – Zona Arco del Triunfo.

Por fin un bar de barrio rollo Manolete que nos garantiza la posibilidad de comer canelones caseros cada viernes al mediodía, ¡hurraaaaaaaaaaaaaaaaaa!

Cuando te comes unos canelones caseros y son baratos

Se ubica entre La Ribera y el Arco de Triunfo, tiene terracita y es ideal: hasta podrás hacer el paseito digestivo de rigor por el parque de la Ciudadela o el de la estación norte si te has pasado de Chon Gorda.

Con estas pautas, ya puedes andar tranquilo sabiendo que conoces los mejores restaurantes en los que comer canelones caseros en Barcelona, pero si eres adicto y te mueres por explorar otros locales, coge el metro y vaga por el Poble Nou en búsqueda de esas cantinas populares testigos del pasado industrial. Allí debe haber decenas de sitios donde comer a buen precio y con receta casera. Eso sí, de menú y al mediodía, como nos gusta a nosotros.

Restaurantes y cafés portugueses de Barcelona para matar a saudade

Después de intentar cocinar platos portugueses miles de veces en casa (mi novio es de Madeira), decidimos dejar que cocinaran los que sabían e ir a zampar a los restaurantes. Aquí te dejo una pequeña selección de los sitios de la ciudad que más nos flipan a los dos:

Top 4 de los mejores restaurantes y cafeterías portuguesas en Barcelona

Restaurante Lisboa (Carrer del Comte Borrell, 145 – Zona Eixample)

Auténtica comida portuguesa de calidad. Cuentan con todos los platos típicos que te puedas imaginar y todos están deliciosos. No puedes irte sin catar los postres que están espectaculares y sin pedir vinho verde.

cocina-portuguesa-barcelona

El precio está un poco por encima de la media (precio medio 30€), pero sales con muy muy buena sensación.

Así más o menos

Nata Lisboa (Carrer de Mallorca, 277)

Si te gustan los pastelitos de Belén (Pastéis de nata), tienes que pasarte por Nata Lisboa: no sólo es que estén riquísimos (mucho mejor que los que un día intentó hacer Laia – ya paro, lo prometo), sino que además es el único local que puedes encontrar en el Eixample, cerca de Paseo de Grecia, en el que puedes disfrutar de un desayuno o de una merienda tranquila y de calidad un domingo por la tarde sin que el establecimiento esté a petar de gente y los precios sean desorbitados.

Si te quedas con algo de hambre, puedes probar también el cup cake rojo o un buen croissant crujiente acompañado de un cafelito.

pastelitos-nata-barcelona

Amália portuguese flavours (Carrer Comte d’Urgell, 132)

Una cafetería pequeñita llena de pastelitos típicos de todo Portugal; puedes comerlos ahí o comprarlos para llevar.
Creo que ni en Madeira había visto tanta variedad de pasteles de nata. De hecho, el otro día nos dijeron que realmente se hacían en Oporto y eran traídos hasta Barcelona así que, si pasas por ahí, será como hacer un pequeño viaje a Portugal.

Si te quedas, te recomiendo hacerlo con un librito: es un sitio para pasar un rato tranquilo y desconectar de todo lo que te rodea.

amalia-cafeteria-bcn

Caravela Gourmet (Carrer de Manso, 13)

Excelente sitio para catar y comprar vinos portugueses (¡¡el vinho verde, en serio!!) y cervezas artesanales, si no te gusta la idea te vas a tener que joder porque además organizan un montón de eventos y están en todas partes.

Caravela sería el novio de la chica que te gusta

Si tienes hambre puedes hacerte con una tapita como pâté de huevas o un queso de aceitao, aunque no son su fuerte éstas están riquísimas – ¡atención que no aceptan tarjetas!

vino-portugues-barcelona

¿Conoces otro restaurante portugués en Barcelona que crees que tendríamos que probar? Déjanos un comentario y nosotros encantados de ir  y no quedarnos en casa, porque si a Laia le da por… #hoyduermoenelsofa

4 planes para dejar flipando a tu primera cita en Barcelona

Las primeras citas están llenas de desafíos y obstáculos: esa mentirijilla cuando dice que le encanta el camping y dices que a ti también, ese hacer ver que entiendes de vinos… En fin, que el terreno ya es demasiado incierto como para jugársela sin un buen plan con el que sorprenderla, así que aquí tienes los mejores planes para hacerlo:

Si le encanta comer

Si a tu cita ideal le flipan los restaurantes, tengo algo que le dejará con la boca abierta: increíbles restaurantes clandestinos escondidos por Barcelona a los que sólo puedes acceder después de dar una contraseña.

Detrás de esa puerta se esconde uno de los mejores japoneses de la ciudad

Esta tienda de souvenirs cutre esconde un súper restaurante japonés detrás de esa puerta

Si esta opción no te convence, puedes probar con las cenas Eat with: consiste en pasar de ir los restaurantes e ir a casa de alguien, puede ser un chef o un aficionado con talento que cocinará exclusivamente para vosotros y os hará una cena espectacular. Puedes probar la cocina thai de Ploum o el famoso Club Santa Rita del chef Xabier Bonilla.

¿No tienes tanto dinero como para hacer uno de esos planes? No te preocupes, mira estos restaurantes baratos de Barcelona que parecen súper caros y pueden sacarte de un apuro y, por precio justo, también tienes los restaurantes en los que puedes comer con las manos (flipando se va a quedar, sin duda).

Si le encanta ver series

A los fans de Perdidos les encanta ir al Bharma Bar en Marina, bar ambientado en la famosa serie Perdidos que tiene todo lo que esperas encontrar: medio avión Oceanic (vuelo 815) empotrado contra una montaña, figuritas de la virgen con “premio” en su interior, una escotilla y Evangeline Lilly poniendo chupitos.

bar bharma friki

Ésto último no es verdad pero seguro que has flipado. Lo que sí podrás encontrar es una foto suya tomándose algo ahí, que no es lo mismo pero también está muy guay.

Si le gusta Juego de Tronos, tienes que tener una cita al estilo de la serie (no me refiero sólo al sexo, también hablaba de la ambientación medieval). Puedes sorprenderla llevándola a la cafetería que hay en el patio del museo Frederic Marès (flipante y muy romántico – no podría recomendarlo más) después de haber dado un paseo por las callecitas del barrio gótico y, si quedáis por la noche o se os alarga la cita, puedes sorprenderle con una de las cenas temáticas medievales que hacen en el Palau Requesens.

Si es runner y le encanta correr

Si tu cita es de las que publican cada día en su Facebook los kilometros que corre… deberías conocer gente nueva.

Si aún así no te importa que haga el gamba en Internet porque te gusta mucho, puedes invitarle a correr por los mejores sitios de Barcelona – para una primera cita te recomiendo los jardines de la montaña de Montjuïc o la Carretera de les Aigües, donde tendréis vistas de toda Barcelona.

donde-correr-barcelona

Lo mejor de las citas de running es que si la cosa va mal puedes salir corriendo, literalmente. Por si acaso intenta asegurarte de que tu acompañante está en peor forma que tú, sino sólo quedarías fatal.

Si no tienes ni idea de qué le gusta

Ayyy, esas citas Tinder, ¿eh? Tranquilo/a, nosotros también hemos estado ahí. Al final lo mejor que puedes hacer es llevarle a la terraza de algún hotel para tomar algo y dejarle flipando con las vistas de Barcelona, sin que se lo espere: en este artículo recogimos los miradores más originales, desconocidos y gratis de la ciudad.

terraza-vistas-barcelona-mirador

Si no te convence ninguna de estas posibilidades, siempre puedes tomarte una cerveza con ella en las escaleras de algún portal como hice yo. Además creo recordar que ni siquiera compré cervezas, compré claritas, ¡¡UNA JOYA!!

3 Restaurantes riquísimos y casi desconocidos de Barcelona

HEY, QUÉ TAL

En Barcelona existen restaurantes aislados y pequeños que son casi desconocidos: o bien están tan seguros de su clientela y calidad y prefieren no darse a conocer, o quieren conservar ese ambiente íntimo y confidencial que tanto encanto les otorga que el restaurante no esté repleto de guiris.

Bueno, mira, intentaba darle una explicación lógica pero la verdad es que yo tampoco lo entiendo: estos restaurantes están de muerte y ahí no pasa ni el tato.

MinE

Restaurante pequeño y acogedor con sillas de madera y decorado con fotografía en blanco y negro que está situado en un callejón del barrio de Sants, cerca de Plaza España.

restaurante-poco-conocido-barcelona

Pueden y están más que orgullosos de sus tapas creativas basadas en la cocina catalano-francesa, un estilo propio que llevan creando desde su apertura en el 2010.

La presentación es excelente y los del servicio son súper amables y atentos – me refiero a los que atienden, no es que existan unos pequeños seres que vivan en el lavabo.
La mayoría de sus productos son artesanales, frescos y de proximidad, además cuentan con una cocina abierta en la que se puede observar al dueño del local creando sus platos.

PRECIO: El menú ronda los 15€, y la carta sube algo más, como es habitual.
UBICACIÓN: Carrer Béjar 66 (Metro L3 Tarragona)
TELÉFONO: 93 001 69 83
HORARIO: De lunes a viernes de 13:00 a 15:30 y de lunes a sábado de 20:30 a 22:30

Carrot Café

Sandwichería y cheesecakería (aquí ya puedes notar lo hipster) donde la mezcla de sabores es la clave. Nada más entrar encuentras una mesa bien grande y alta de madera, en la que podrás comerte hamburguesas, sándwiches y bagels creativos -con lo de bagel ya habrás confirmado que es hipster-, a cual más sabroso.

restaurante-desconocido-bcn

Eso por no hablar de sus postres, tartas de queso hechas al día con creaciones que van desde nutella con yogurt crujiente hasta chocolate mars con caramelo. Lo pongo en negrita porque es lo que haría que yo me decidiera a ir. Además también ofrecen cerveza y zumos artesanales. Toma otra negrita.

Realmente vale la pena dejarse caer por este lugar tan singular, ubicado en las proximidades del centro comercial Glòries. No defrauda.

PRECIO: El precio oscila entre los 4 y los 10€, dependiendo del plato elegido.
UBICACIÓN: Carrer de Tànger 22 (Metro L1 Glòries)
TELÉFONO: 93 309 33 75
HORARIO: Lunes de 8:30 a 16:30, de martes a viernes de 8:00 a 24:00 y sábados
de 13:30 a 24:00.

Bodega Armando

Si hay un lugar en toda Barcelona donde tomar un buen vermut y unas tapas como Dios manda, es aquí (y en estas otras 4 bodegas más famosas y representativas de Barcelona, claro, pero mucho más abarrotadas de gente). Su nombre original es El Celler d’en Frank Petersen, aunque popularmente todos lo conocen como La Bodega de Armando. Fan de llamarlo como nos sale del coño, ¿no?

Si algo caracteriza este minúsculo bar ubicado en el corazón del Raval es su autenticidad y su propietario, Armando, con su eterna sonrisa (atención que me he emocionado tanto escribiendo que parece que estoy enamorada de él ahora).

bodega-armando

Las mesas donde se sientan los clientes no son otras que las de las antiguas máquinas de coser Singer y es un local donde mucho antes de la ley antitabaco, ya se prohibía fumar – suponemos que por su reducido tamaño. La alegría flota en el ambiente; es un lugar que te atrapará y al que volverás sin duda.

Por si todavía no te he convencido, hay que decir que la cerveza que sirven es Estrella Galicia. Ahora es cuando en lugar de gustarte la idea dices: “mira, que te jodan” y cierras la pestaña de GapFear.

PRECIO: El precio de una caña, un vermut o unas olivas es de 1,5€ aproximadamente.
UBICACIÓN: Carrer Bisbe Laguarda 3 (Metro L2 Sant Antoni)
TELÉFONO: 93 441 45 58
HORARIO: De lunes a sábado de 9:00 a 23:00 y domingos de 10:00 a 15:00.

Dónde tomarse un buen vinito en Barcelona

Para los días que te levantes más triste que Chenoa el día que hizo la peor rima del mundo “Me levanto muy temprano con café en mi mano, con noticias que son rancias en mis circunstancias”, aquí tienes el nombre de las 4 mejores bodegas de Barcelona para darle una alegría al cuerpo:

La Bodega d’en Rafael

Un lugar súper entrañable porque su dueño es todo un personaje y, a pesar del éxito de los últimos años, sigue siendo una de las mejores personas que he conocido: tiene ese tipo de amabilidad y sonrisa de buena persona que se contagian y son, sin duda, marca de la casa.

Me recuerda un poco a mi padre, que siempre está de buen humor y se le nota en la mirada que es muy buena persona. Eso sí, en casa le llamamos cara-tortuga, siempre sonriendo con esa cara de pan, pobre hombre, pero es que es idéntico a una tortuga.

bodega-rafael-barcelona

Lo segundo más especial del lugar es que una bodega de barrio-barrio, sin ningún tipo de pretensión, aunque en los últimos años mitad de su público sean parroquianos y la otra mitad hipsters.

Todo es barato, los vinos son una apuesta segura y las tapas no podrían estar más ricas, ¡¡ves pallí ya y tómate algo ya en nuestro nombre!!

El Celler de Gelida

Sitio familiar con mucha historia a sus espaldas: se fundó a finales del siglo XIX y, desde entonces, ha pasado de generación en generación hasta ahora que puede presumir de tener una de las mejores ofertas de las bodegas de la ciudad.

Si lo que buscas es algo concreto éste es el lugar idóneo para encontrarlo – un local cálido y acogedor (fan de que parezca que te estoy intentando colar una casa, ¿no?) en el que la presencia del vino, cava, vermut y demás licores es palpable ya que forman tres de las cuatro paredes del lugar… ¿Qué pasa con la cuarta? ¡Pues que está la puerta!

bodega-gelida-barcelona

Vamos, que tienes más de 4.000 vinos para elegir y ponerte fino.

Bodega Monumental

Este es uno de los locales más emblemáticos del barrio de Hostafrancs, está situado prácticamente al lado del mercado y eso se nota: a veces he comido una parrillada de mariscos y se notaba tanto la frescura de la comida que sabías a ciencia cierta que acababan de sacarla del mar.

bodega-monumental-bcn

Este local se dedica, desde 1937, a servir los mejores vermuts y vinos de la ciudad: ambos de su propia elaboración, así como platos y tapitas para comer (berberechos, mejillones, anchoas, navajas, almejas…). Eso sí, la broma de que todo sea propio se paga y no es de los sitios más baratos en los que podrías tomarte algo.

Esta mujer me recuerda a mi madre, en casa le llamam… Que no, que ya paro

Si finalmente vas y te gustan sus productos, puedes llevártelos a casa porque los tienen a la venta.

El Xampanyet

No podráimos acabar este artículo sin hablar del Xampanyet, uno de los bares de tapas más conocido y concurrido de Barcelona.

El Xampanyet está en el pleno centro de Barcelona, en el Borne, y tiene de todo un poco: ibéricos, anchoas y otras viandas, acompañados inevitablemente por el mítico xampanyet, una espumosa y suave copa que entra como el agua y sabe todavía mejor con todo lo servido.

xampanyet-barcelona

Durante más de 80 años ha sido un punto de parada casi obligatorio para los visitantes del barrio gótico, últimamente y por desgracia -aunque lo entendemos- se ha vuelto un punto de peregrinaje para guiris ya que lo incluyeron como punto de interés histórico en las guías de la ciudad y es imposible encontrarlo vacío, vayas a la hora que vayas.

Merece la pena acercarse aunque cuando esté lleno te pasará esto con el camarero, y lo sabes: