Lo que más me sorprendió de mi visita a la capital alemana es que todos sus habitantes nativos son increíblemente altos y guapos.
Lo segundo, las grandes diferencias que hay entre el oeste y el este de la ciudad a pesar de que el muro de Berlín fue derribado el 1989.

Muro de Berlín

Sólo a mí se me ocurre ir a Berlín en diciembre

Imagina que eres alemán: entendiendo el muro de Berlín

Si ya conoces por qué se construyó el muro fronterizo en la ciudad, puedes saltar al siguiente punto en el que explico las diferencias que yo percibí durante mi visita; si no conoces su historia, te animo a seguir leyendo porque te la voy a explicar en tres pinceladas y de manera divertida. Y no te vayas a sentir tonto, que nadie nace enseñado – dijo Judith como si se llamara Encarni y tuviera un puesto en el mercadillo de los jueves.

Imagina que eres alemán, ¿vale? Así será más entretenido.

Uy, qué alto estás, como se nota que eres alemán.

Estás en 1949, acaba de terminar la Segunda Guerra Mundial y te encuentras física y psicológicamente cansado. En ese momento, por Berlín (tu ciudad) andan ocupando soviéticos, estadounidenses, franceses e ingleses.

Empieza a gobernar la República Alemana, a ti te parece bien, mientras no te mareen más… Pero, ¡oh! Sus integrantes no dejan de pelearse, así que se separan en dos ideales políticos diferentes: la República Democrática Alemana (socialistas/soviéticos – la parte este) y la República Federal Alemana (democráticos/estadounidenses, franceses y británicos – la parte oeste).

Oriental y occidental Berlín

Cómo me gusta un Paint

Pero aquí ocurre algo y es que la zona soviética (el este) tenía una economía algo maltrecha y la del oeste bailaba y disfrutaba de un maravilloso capitalismo, así que 3 millones de personas acabaron marchando para allá.

En gráficos sucedió lo siguiente:

«JAJAJA, somos del Oeste y somos súper ricos»

Uno del Este haciendo las maletas para irse al paraíso del Oeste

«¡¡AQUÍ OS QUEDÁIS SOVIÉTICOS!!»

De repente un día, cuando todo el mundo está durmiendo, los soldados de la República Democrática (el este) decide crear fortificaciones separando las dos zonas para evitar que siga marchándose la población para el otro lado de la ciudad: ESTABAN QUEDANDO EN RIDÍCULO. Estas fortificaciones pronto acabarían siendo un muro de hormigón de 47 kilómetros de largo y 4  metros de alto.

Es decir, tú, alto alemán (qué bonitos ojos tienes, ¿son tuyos o lentillas?) te levantas un día de 1961 y descubres que un muro te separa de tus familiares y amigos. Los medios de transporte han dejado de funcionar y, si intentas escapar hacia el otro lado de la ciudad, te detienen inmediatamente.

Tras 28 largos años de separación en los que murieron 100 personas intentando saltar la fortificación, finalmente el 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la República Democrática Alemana decide que el paso al oeste está permitido:

berlin muro

Las primeras personas pasando el muro

berlin muro

Alemanes unidos la misma noche de la noticia

Diferencias entre el este y el oeste de Berlín

A pesar de que ya han pasado más de 20 años desde la destrucción del muro de Berlín, las diferencias son súper palpables y resulta muy sencillo averiguar si te encuentras en la zona este u oeste de la capital alemana.

1. La arquitectura: Berlín este puede parecer feo, no sólo cuenta con los típicos bloques grises completamente homogéneos construidos en masa durante el comunismo, sino que además dispone de calles y casones que parecen salir de un pueblo mal cuidado.

En el Berlín oeste encuentras casitas bajitas, preciosas y cuidadas. Es una pequeña burguesía.

este de Berlín

Edificios del este de Berlín

2. La economía: Berlín este es más barato, porque también es más pobre y tiene trabajos peor pagados. De hecho, comparados con la zona oeste la diferencia salarial es brutal.

Curiosidad: el estado alemán transfiere cada años unos 30,000 millones de euros del oeste al este.

3. Perfil de los habitantes: en la zona oeste de Berlín (la rica) encontrarás más habitantes que hablen inglés y estén «bien» formados -generalizando, claro-, mientras que la zona este encontrarás un ambiente mucho más alternativo y artístico, «con encanto».

4. Diferencias palpables desde las órbitas: hace unos meses estaba leyendo el periódico y me topé con la noticia de que Chris Hadfield, un astronauta canadiense, había enviado un tweet con una fotografía tomada desde la Estación Espacial Internacional en la que se podían ver las divisiones que todavía persisten entre una zona y otra.

Este y oeste Berlín

Diferencias entre el oeste y el este de Berlín desde la órbita.

Como veis, la zona este se encuentra iluminada por una luz más amarillenta, pues todavía usan antiguas farolas de gas que proporcionan una iluminación mucho más suave. Para que os hagáis una idea de la bestialidad de este dato, en el mundo existen actualmente 80,000 lámparas de este tipo y ahí cuentan con 44,000 – la mitad.

El ayuntamiento quiso cambiarlas pero, ya que han sobrevivido dos guerras mundiales y un régimen comunista, a sus habitantes no les hace mucha gracia que se las arrebaten.

[ois skin=»En el post»]