Dónde comer en el Raval por menos de 10€

¿Tienes mucha hambre pero poco dinero? Tranquilo, todo tiene solución – excepto el aburrimiento cuando te quedabas a dormir en casa de alguien antes de que existiera Internet, que te despertabas antes que los demás y tenías que esperar 3h mirando a la nada. Eso sí que era aburrimiento y no lo de ahora, malditos millenials.

Pero para tu problema, aquí tienes 5 lugares clásicos del Raval donde puedes degustar platos auténticos, con bebida incluida y pagar menos de 10€ por persona.


Pasta casera y gay-friendly

En la Plaça del Padró, antes de cruzar hacia Sant Antoni, está la mejor pasta del Raval. Se trata del Zelig (Carme, 116), un bar más conocido como un local de copas gay-friendly – pero también te puedes meter en el cuerpo unos exquisitos ravioles o ñoquis o spaghettis caseros (todo es home-made pasta) con salsa de 4 quesos, de pera o de peperonchino con ajo, y una buena copa de vino. No pagarás más de 8€ por persona.

restaurante-italiano-barato-barcelona

Además, la atención es estupenda y, si vas por la noche, seguro que te darán ganas de quedarte a beber un cóctel. Nadie te mirará raro si no eres gay porque el Zelig, por si fuera poco, tiene la particularidad de recibir con una sonrisa a todo el mundo.

El mejor kebab de Barcelona

En el corazón del Raval hay un lugar único en el que también van marroquíes, pakistaníes y argelinos a comer kebabs, no sólo adolescentes con gula o guiris ahorradores.

Se llama Bismillah Kebabish y queda en el número 22 de Joaquín Costa, frente al mítico bar Olímpic. Por tan sólo 5€ puedes disfrutar de un plato de arroz con pollo al curry, un pan calentito recién sacado del horno tandoori y un refresco (no se vende alcohol).

arroz-basmati-barato-raval

Es el único sitio en el que he visto a mujeres con hábitos musulmanes compartiendo mesa con chicos catalanes. Las verduras son muy frescas, el pollo sabe a pollo y la ternera a ternera. Y el kebab te lo comes dentro de un pan casero.

comer-barato-raval

Una casa paquistaní con sabores indios

El ambiente hogareño de Shalimar te abraza a los pocos segundos de estar adentro. Se encuentra en calle Carme 71, justo antes de que sea cortada por Riera Baixa.

Comida paquistaní e india, platos abundantes, atención rápida y el mejor precio del barrio. Puedes pedir, para comenzar, unas pakoras para acompañar el pan especiado con salsa de yogur que la casa te obsequia como cortesía.

indio-barato-raval

Después, lo ideal es compartir una ración de arroz basmati con alguna variedad de la abundante cantidad de platos disponibles con gambas, pollo, ternera y vegetarianos. Mis favoritos son el palak paner (espinaca, queso fresco y especias) y el pollo cocinado al horno tandoori.

Tú dando excusas a tus amigos sobre cómo has engordado tanto desde que conoces GapFear

Pidiendo todo esto más 2 cervezas por persona, la cuenta no superará los 10€ por persona.

El bocadillo hecho gourmet

En el restaurante Fidel (Ferlandina, 24) no han inventado nada, pero sí han sabido destacarse del resto.

La tendencia de cocinar bocadillos gourmets viene desde hace años y muchos se han aprovechado para remarcar precios y aumentar sus porcentajes de ganancias. Fidel, no.

bocadillo-gourmet-barato-barcelona

Aquí el precio siempre fue razonable y lo sigue siendo, a pesar de que cada vez es más popular y se suelen formar colas. Pero la espera merece la pena: panes tostados a su punto justo, salsas y condimentos exquisitos, queso derretido sobre trozos abundantes de lomo de cerdo y otros ingredientes especiales hacen de este sitio de bocadillos una parada imprescindible del Raval gastronómico.

El jardín de los infieles

Veggie Garden no sólo es famoso por estar a la vuelta del MACBA (Carrer dels Àngels, 3), sino también porque suele ser el restaurante vegano favorito de los carnívoros.

Un lugar ideal para convertir infieles, con un menú de mediodía de 10€ que incluye entrante, plato principal, postre y un exquisito zumo de frutas recién hecho.

vegetariano-barato-barcelona

Se destacan las especialidades nepalíes y las famosas bandejas indias Thali. Todo se sirve en abundancia, bien condimentado y para todo tipo de gustos. Una prueba de que la carta vegana puede ser variada, sabrosa y económica.

¿Conoces alguna opción de comida rica y barata en el Raval que nos hayamos dejado en el tintero? Déjanos un comentario e iremos a catarlo, pero si engordamos es sólo porque nuestros gérmenes ya son gordos, ¿ok?

You may also like

Leave a comment