Esta frase que todos han pronunciado más de una vez y oído muchas más, no indica más que algo que merece la pena verse o vivirse al menos una vez en la vida. Qué duda cabe que París es una de esas ciudades que hay que visitar y vivir al menos en una ocasión. Merece la pena, sin lugar a dudas, porque será visitar un sueño de esos que todos han tenido alguna vez y que ya conocen por libros, películas y relatos de algún que otro afortunado visitante.

La paradoja de esta frase vendrá una vez que consigan visitarla y descubran que lo de una vez no es para la ciudad de la luz, sino que lo adecuado sería “más de una vez”. Porque es mucho lo que hay que ver y visitar en la capital de Francia.  Una visita es poco y con lo asequible de los precios de hoy en día es fácil y muy probable que querer en este caso sea poder.

Algunos afortunados viajeros han plasmado su experiencia en su blog relatando los detalles de su viaje, y no sería mala idea que ustedes cuenten la suya a su regreso.

Una vez decididos a emprender este viaje de al menos una vez en la vida, se encontrarán con la problemática de ¿dónde alojarse? Porque hoy en día llegar es fácil y los precios en algunos casos con ofertas y tarifas casi increíbles. Pero buscar hotel ya es otra cosa. Hay hasta quien publica consejos sobre donde dormir en París, con la mejor de las intenciones y hasta acertadas si su viaje coincide con el suyo, el mismo lugar, las mismas visitas, la misma zona… En fin, el mismo viaje. Pero cada uno tiene sus planes y París es inmenso e incluso quien reside allí puede ir de turismo a su misma ciudad. Lo mejor, como siempre le aconsejamos, es que recurran al profesional de los viajes y que conoce todo lo que ustedes pueden necesitar. Entren en Hoteles en París, cuéntenle qué quieren, qué les gustaría, o si no saben que también es usual en la primera visita, ellos les aconsejarán porque son los especialistas en viajes y tienen todo lo que necesite y las últimas ofertas. No lo duden y a la vuelta, cuéntenlo.