Cómo vivir viajando: marketing de guerrilla

Como ya sabéis, escribo este blog de viajes y anécdotas diariamente porque me encanta y me lo paso bien; mi intención es entretener a los demás explicando momentos graciosos de mis viajes, al mismo tiempo que ofrezco consejos y guías útiles de las ciudades visitadas.

Polifacética, como Ana Obregón

Me adapto a mis viajes porque soy polifacética, como Ana Obregón

Aunque el blog va muy bien, estoy preparando un viaje a Marruecos el mes que viene y me encantaría duplicar el número de lectores para entonces. Quiero vivir viajando y, para ello, he creado mi primera campaña de marketing de guerrilla.

Qué es el marketing de guerrilla

Este método publicitario se utiliza para promocionar productos de manera no convencional. A mí me atrajo porque soy súper pobre y con esta táctica no necesitas gastarte mucho dinero, sólo interactuar con el usuario y sorprenderle en el lugar menos esperado.

Descubrí el marketing de guerrilla gracias a Carlos Bravo, que publicó una noticia falsa conforme había anunciado su empresa en la Torre Eiffel; ¿el resultado? Más de 500 visitas y 65 RT cuando todavía no era un gurú de Internet.

Cómo vivir viajando: mi primer movimiento

Aprovechando que voy a recorrer Barcelona con una amiga de Bélgica, voy a imprimir 100 carteles y colocarlos por toda la ciudad (así es como avergüenzo a mis círculos). Intentaré hacerlo en lugares visitados por jóvenes de 18 a 25 años, público mayoritario del blog.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el perro no perdido.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el gato no perdido.

Lo he considerado marketing de guerrilla porque la gente no espera sonreír cuando escanea con la mirada este tipo de carteles. La primera lectura llamará la atención por la imagen, que conseguirá que los transeúntes sigan leyendo hasta encontrar la dirección de mi blog.
Para entonces, espero haberles hecho sonreír y conseguir que arranquen un pequeño papel para visitarlo.

  • De dónde he sacado la idea: el otro día mientras corría me acordé de esta fotografía y pensé que podía usarla para atraer visitas. Al llegar a casa me puse a desarrollar la idea como si me llamara Steve Jobs; la tristeza me invadió por completo cuando me di cuenta de que alguien se me había adelantado. Aún así seguí adelante.
  • Puntos positivos: es un tipo de publicidad que a mí me encantaría encontrarme por la calle, no sólo no me molesta, sino que además consigue hacerme sonreír. Espero que atraiga a un tipo público con un humor similar al mío.
  • Puntos negativos: exponer mi marca personal, como cualquier otra campaña con tu nombre. Por otra parte, espero que nadie sea tan patoso como para pensar que he frivolizado con la situación de los animales perdidos. Nada más lejos de la realidad, hace unos años cree un blog para divulgar la adopción de perros.

¿Has llegado hasta aquí a través de la campaña?

Si es así, ¡bienvenido! Aquí tienes algunos artículos que no te deberías perder:

  1. Cómo salir fea en el DNI casi me veta la entrada a un coffee shop en Amsterdam
  2. Cómo conseguir trabajar de lo que me apasiona
  3. El campo de concentración de Sachsenhausen
  4. Cómo disfrutar de la ópera de Viena por sólo 3 euros

Conclusiones

La semana que viene publicaré las primeras conclusiones de esta absurder campaña, comparando visitas y mostrando el feedback recibido; si funciona estrepitosamente mal, ya sabéis que no me importa reírme de mí, así que nos echaremos unas buenas risas.

Edito: ¡Funcionó! Conseguí más de 2000 visitas en un solo día y cientos de seguidores. No quiero quedarme el “secreto” sobre lo que hice, y he escrito un PDF explicando cómo lo conseguí. Por otra parte, también podéis ver el marketing de guerrilla que hice para conseguir que Ana Morgade participara en el blog.

En cuestiones de saber sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da“. Antonio Machado.

¡Gracias por la visita!

[ois skin=”En el post”]