Barcelona

Planes para (realmente) sorprender a tu pareja en Barcelona

Si tienes novia/o y has buscado en Google cómo podrías sorprenderle en Barcelona, seguramente te han aparecido 20 blogs que te recomiendan llevarles al Bosc de les Fades. Gritemos todos juntos: BASTA, NO SOMOS NORUEGOS.

Si realmente quieres sorprenderle no hace falta que le lleves a tomar algo a un bar con cuatro arbustos repleto de turistas, aquí tienes otros planes más originales y auténticos. De hecho, no, vamos a empezar por dónde no deberías llevarla si la quieres sorprender:

Wow, el Laberint d’Horta, me dejas flipando

Sitios a los que no llevar a tu pareja

Estos rincones de Barcelona podían ser románticos cuando tenías 16 años y secretos cuando estábamos en 2006, pero ahora no lo son y tenemos que parar a todas esas páginas webs que te recomiendan llevar ahí a tu pareja.

Y sí, son rincones preciosos, pero sorprender no sorprenden. Si tu pareja tiene más de 25 años seguramente le han llevado allí dos exparejas. Cuidado. Si es guiri todo vale, no te preocupes.

  • El Laberinto de Horta
  • Bosc de les Fades
  • Bunkers del Carmel
  • Ese bar que es un iglú de hielo
  • El Parc Güell

Planes para hacer con tu pareja en Barcelona

Empieza el día metiéndole prisa

Tranquil@ (me encanta poner arroba para referirme a ambos sexos, me siento en los 90s – me ha arrobarobarobarobado la razón), no es lo que parece.

Si quieres dejar a tu pareja flipando tienes que acercarte con ella al Tactic Bar para desayunar (C/ Castillejos, nº 287). Por fuera parece una cafetería normal repleta de sillas, mesas, camareros… y, bueno, eso, una cafetería, coño. El caso es que hay algo que le diferencia del resto: no pagas por lo que bebes o comes, sino por el tiempo que estás ahí. 

paga-el-tiempo-que-estes

El minuto está a seis céntimos, cariño (tienes que leerlo con voz de carnicera), por lo que permanecer ahí media hora implica desembolsar 1,80€ y, una hora, 3,60€. Vamos, que si eres muy rata puedes tomarte un café y un croissant a 18 céntimos.

Llévala a comer a un restaurante clandestino

Detrás de esa puerta se esconde uno de los mejores japoneses de la ciudad

Detrás de esa puerta se esconde uno de los mejores japoneses de la ciudad

A ver, somos conscientes de que somos muy pesados con los restaurantes secretos, pero si tu pareja no se sorprende cuando le lleves a uno de ellos es que es una aburrida sin alma y tú vas a ser una persona muy desgraciada a su lado. Fan de que vengas a leer qué hacer con tu novio/a y yo te desmonte tu relación en un momentito.

Los restaurantes clandestinos son tiendas, lavanderías y otros locales que, al decirles una contraseña, te abren una puerta secreta que da a un comedor oculto. Si te interesa, puedes encontrar más información aquí: Los restaurantes más clandestinos y secretos de Barcelona

Tomar una copa con vistas

Después de comer, acércate al Sky Bar (Via Laietana, 3) – es la azotea del Grand Hotel Central y está abierta para todo los públicos aunque nadie lo sepa.
Cuenta con zona lounge (ni idea de qué significa, pero suena a relax), comida y la típica piscina que creías que podrías llegar a tener algún día cuando eras pequeño, hasta que la vida te pegó en la cara con un pescado fresco.

terraza-vistas-barcelona-mirador

Pensarás que tomar algo ahí va a dejarte seco para el resto del mes, pero las bebidas están más o menos como en otros sitios: la cerveza cuesta 3€, la copita de vino 4€ y un cocktail 10€.

La terraza está abierta desde abril hasta principios de noviembre, de 20:30 a 0:30h. Estupenda para ver al atardecer y disfrutar de cómo se va apagando el cielo y encendiendo la ciudad poco a poco.

Acaba el día con una cena especial

¿Conoces las cenas Eat With?

Consiste en pasar de ir los restaurantes e ir a casa de alguien, pero avisando y pagando y tal, no en plan 15M: ocupa la plaza.

Puede ser la casa de un chef o un aficionado con talento que cocinará exclusivamente para vosotros dos y os hará una cena espectacular. Puedes probar la cocina thai de Ploum o el famoso Club Santa Rita del chef Xabier Bonilla. 🙂

Si es un día de verano: escápate a la playa de Garraf

playa-cerca-barcelona

A sólo media horita en tren desde Barcelona tienes la playa del Garraf, una de las playas más limpias que he visto jamás: normalmente está muy tranquila (si no vas en pleno agosto) y sólo hay casitas de madera que los pescadores usaban hace años para guardar utensilios, que le dan un toque mágico.

¿Qué te parecen estos planes? 🙂

Si no te convence los de la hora de comer, aquí tienes restaurantes baratos que parecen muy caros en Barcelona. ¡¡Pasadlo bien!! 😀

Judithtiral
Me llamo Judith, soy historiadora del arte, aunque trabajo como redactora y community manager. Me apasiona viajar, conocer y hacer sonreír a la gente, así que estos son los temas que vais a encontrar en mi blog. Iba a incluir que también disfruto corriendo, pero sonaba un poco a Forrest Gump. Puedes saber más sobre mí y mis viajes aquí.