alegría perro

Cómo vivir viajando

Este post es el contenido del PDF que escribí para conseguir que Ana Morgade participara en el blog.

Como ya sabéis, la idea original en la que se basaba mi marketing de guerrilla –o al menos, la que escribí–, era colocar cientos de carteles por la ciudad de Barcelona con la imagen de un perro sonriendo, diciendo que no se había perdido, que sólo quería que lo vieran porque era divertido. Tras haberles hecho sonreír, mostraba la dirección de mi blog de una manera simpática.

El objetivo era conseguir lectores para poder vivir viajando lo antes posible y fue todo un éxito, pues conseguí 2.000 visitantes en un sólo día. Pero no lo conseguí como pensé, lo hice de otra manera y hoy os lo voy a explicar.

¡Ea ese truquito!

¡Ea ese truquito!

Imprimí 400 panfletos en blanco y negro que, si no recuerdo mal, me costaron en total 5€ (también compré celo, que me lo había olvidado en casa).

La imagen no triunfó como yo esperaba

Una vez en Barcelona, pegando carteles, me di cuenta de que así quizá llamaría la atención de unos cuantos, pero no llegaría realmente lejos. De repente, tuve una idea: cogí uno de los carteles del perro (que supuse que tendría más tirón), arranqué un par de papeles para que quedara natural y le hice una fotografía.

Tuve que pegar carteles en el Raval para que me leyeran

Tuve que pegar carteles en el Raval para que me leyeran

Al volver a casa, me dirigí a las páginas de fans de Facebook que más admiradores tenían y les expliqué la verdad. No quería mentir a nadie, escribirles diciendo “mirad qué gracioso lo que me he encontrado por la calle” llamaría demasiado la atención – parecería una tonta intentando hacer SPAM. Así que les escribí: “¡Hola! Soy la autora de www.judithtiral.com, hoy he estado pegando este cartel por la calle y he pensado que igual os gustaría subirlo a vuestra página web porque es bastante divertido”. (Incluí bromas, gracias y por favor).

Aquí os dejo una imagen que no pinta nada con la historia pero que quiero compartir para hacerlo más ameno, porque tengo el mejor pijama del mundo:

pijama de oso

Yo con el mejor pijama del mundo

El marketing de sonrisa funcionó de una manera distinta a la que esperaba

Los administradores de las páginas de Facebook podrían haberme pedido dinero por publicación, pero como al ver el cartel sonrieron, no lo hicieron. Aquí tienes las páginas a las que les envié el mensaje y me hicieron caso (no siempre fue así):

– Gandalf es poderoso porque lleva una batamanta: 4729 likes y compartido 1710 veces.

– Dame posts y dime friki: 5546 likes y 1874 veces compartido.

– Señoras que: 511 likes y 150 veces compartido.

Después se creó una bola de nieve y lo vi en diferentes páginas webs “sin tener yo nada que ver con eso”.

¿Marketing de sonrisa? ¿De qué hablas, so loca?

No me había dado cuenta de este “efecto” hasta que intenté hacer “marketing de guerrilla”. He llegado a la conclusión de que, preguntes por lo que preguntes, si consigues sacarle una sonrisa a la persona a la que le estás pidiendo algo, tienes un alto porcentaje de posibilidades de que acepte (jajajaja, había puesto 97% y luego me he dado cuenta de que me había inventado la cifra por completo).

Haciendo memoria, he recordado que cuando era adolescete gané puntos en entrevistas de trabajo usando la técnica de la sonrisa sin querer (a mí lo de ser payaseta me viene de fábrica, no es que pensara en “hacer sonreír”).

Estaba yo esperando mi turno para hacer una entrevista en IKEA, cuando la responsable de Recursos Humanos me llamó y me hizo pasar a la sala; cuando fui a entrar, tuve tanta mala suerte que se me quedó pillada la chaqueta en el pomo de la puerta. Como a veces no riego bien, puse cara de drama y comencé a intentar correr gritando: “suélteme bandido” -mientras la chaqueta se estiraba pero no se soltaba-.

Este detalle hizo reír a la chica, y noté como la entrevista empezó con buen feeling por ambas partes. Al final me dieron el trabajo, pero como todavía eran buenos tiempos para España, me quedé con otro. Eso ya no pasa, ¿verdad? Es como un mito.

El segundo caso de trabajo fue en una tienda de ropa, en un centro comercial de Barcelona; el jefe me hizo hablar en inglés, cuando me preguntó dónde había aprendido a hablarlo tan bien (no os fiéis, tengo un acento español que ni Sofía Vergara), puse voz de vivir en el Bronx y le contesté en inglés “en la universidad de la calle”. El hombre, a pesar de ser mayor, soltó una carcajada, y desde entonces se creó un vínculo especial entre nosotros. O igual no y me estoy flipando, ¿no? El caso es que me dieron el trabajo.

Cómo puedes utilizar este “truco” tú

No diría que es un truco, sino un cambio de actitud que todo el mundo debería hacer. En Internet he aprendido que para conseguir algo sólo tienes que pedirlo: la gente está muchísimo más dispuesta a ayudarte de lo que tú crees, seas quien seas. Partiendo de esta base, si tienes un negocio online y te acercas a quien quieras de una manera simpática, conseguirás llamar su atención y subirán las posibilidades de que acepte lo que le propones.

perro seductor

Otra imagen que no pinta nada pero me diréis que no es guay

Algo que parece tan básico siempre pasa por alto, pero estoy segura de que algunos de vosotros recordará esto en un futuro y nada me haría más feliz que ver que a alguno le ha funcionado.
La segunda conclusión de este texto sería recordar las páginas de fans de Facebook en un futuro, tienen una audiencia increíble (no sólo las de humor), muy participativa y pueden ayudarte con tu negocio.

Y ya está por hoy, que tengas un día genial y sonrías mucho.

[ois skin=”En el post”]

alegría perro

Motivación: qué he aprendido en 3 semanas con el blog

Este blog trata de compartir anécdotas de viajes, guías, curiosidades y consejos de diferentes ciudades; me gusta que al escribir los lectores siempre añadan información, como dijo Machado, “en cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da”.

Pero también tiene una razón de ser emprendedora, quiero dedicarme a vivir viajando largas temporadas y espero que este rincón de Internet me ayude a hacerlo.

En este post quiero motivarte no sólo a abrirte un blog si siempre has querido hacerlo, sino a encontrar lo que realmente te gusta y atreverte a dedicarte a ello. Estamos en el año 2013 y, si eres una persona joven y sin ataduras económicas, no tienes por qué dedicarte a hacer algo que te aburre y detestas.

Lo que he aprendido hasta ahora

Dedícate a lo que te apasiona y, le dedicarás tantas horas, que serás feliz. Sentirás tanta alegría por estar haciendo lo que realmente quieres y te interesa que una fuerza en tu interior completamente imparable te animará a seguir haciéndolo. Te sentirás vivo y realizado, creerás en ti y en tu trabajo, y las buenas oportunidades vendrán solas (y sí, con ellas también el dinero).

Actualmente, me levanto a las seis de la mañana para poder llevar a cabo este blog. A veces antes. Si me has enviado algún correo electrónico a través del formulario que hay en ‘Contacta conmigo’, te habrás dado cuenta de que también me acuesto bastante tarde (si lees el blog y todavía no hemos hablado, te animo a que me digas hola por Twitter).

Un vídeo que te motivará

Dos personas que te motivarán

Esta mañana he quedado con Pablo de todosemprendemos.com para conocernos en persona, reír e intercambiar ideas. Este emprendedor, tras terminar la carrera y no encontrar trabajo, se fue con tan sólo 2500 euros ahorrados a Malasia y se dedicó a viajar. Ahora ha vuelto a Barcelona y va a publicar un libro contando su experiencia. Su blog es una joya y yo lo seguía mucho antes de que el se pusiera en contacto conmigo (de hecho él se percató de mi existencia después de yo le hiciera un RT). Nos hemos sentido como si fuéramos amigos de toda la vida.

turistas malasia

Pablo en una playa de Malasia

Yo quería que comiéramos un helado, pero él es más sano y hemos acabado tomando un bubble tea. Nos hemos echado una foto para que Ángel, de viviralmaximo.net, sintiera envidia (porque él ha estado en el Tíbet, pero no con nosotros dos en Barcelona disfrutando de un maravilloso bubble tea):

Pablo Olóndriz y yo

Pablo Olóndriz y yo en la Plaza del Rey

Ángel dejó su trabajo en Microsoft, en Estados Unidos, para empezar a vivir al máximo. De ahí el nombre de su blog y su contenido: motivación constante.

Yo me puse en contacto con él como una fan loca antes de que él escribiera estas bonitas líneas sobre mí. Fue antes de que yo hiciera el marketing del perro, así que gracias a ese post conseguí mis primeros lectores.

ángel

Ángel en el Tíbet

Qué he conseguido con este blog

  • Lectores increíbles: muchas de las personas que me comentan son viajeros natos que, aunque saben que todavía no he empezado mi aventura, pasan por aquí y me dedican algo de su tiempo (por ejemplo, Avitsu de Viajablog.com, Sonia de lazapatilla.com, José Carlos de laproximaparada.com o Mercè de milcamins.blogspot.com). Cada vez que leo a Gorka, Davideli, Caro Chan, Alita de Pollo, Ilmer, Yolanda (facebook), Daniel (facebook), Cristina Muñoz, Sergio Palasoft, Ilmer, Mulder, Saul Bernet, Miguel Palmez, Juan Núñez o Sergi Subirats me pongo feliz. Me dejo a muchos por el camino, pero es imposible mencionar a todos sin que los lectores anónimos me manden a tomar por culo.
    Hace unos días me escribió Rubén D., que se dedica a hacer páginas webs, ofreciéndome ayuda altruista con el diseño de mi blog. En fin, a todos mil gracias por vuestro tiempo.
  • Dos entrevistas: soy una friki del Internéts y sabía que el blog iba bien porque recibía visitas y correos electrónicos, pero parece ser que funciona mejor de lo que me esperaba. Natan de tecnicaseo.com y Lorena de siemprendes.com me han dedicado algo de su tiempo para entrevistarme, ¡muchas gracias a ellos también por el interés!
  • Una guía de Barcelona completamente gratis: gracias a la editorial Jonglez. El nombre de ésta es “Barcelona insólita y secreta“; se trata de un libro dedicado a los habitantes de la ciudad condal (y a los que interese) donde se descubren todos los secretos de ésta. Cuando me escribieron fui a la FNAC a buscar el libro y volví a casa súper feliz.
  • Posible participación en ‘Los vecinos de arriba’: es un programa de radio dirigido por Enric Sánchez. Hemos quedado mañana para hablarlo con detalle.

En fin, espero no haber aburrido demasiado con este post de motivación y agradecimiento. Me siento muy afortunada de ver que el duro trabajo que estoy haciendo (pero que no me importa, porque lo disfruto a cada minuto) tiene recompensas tan pronto.

Y a ti, lector anónimo, gracias también por pasarte. Si hoy no te he hecho sonreír, espero haberte motivado a luchar por lo que quieres.

Si te apetece, déjame un comentario con tu experiencia emprendiendo o simplemente buscando empleo que te guste, ¿te ha costado? ¿lo has conseguido ya? ¿qué quieres hacer en el futuro?

[ois skin=”En el post”]

Has visto mi perro

Cómo vivir viajando: marketing de guerrilla

Como ya sabéis, escribo este blog de viajes y anécdotas diariamente porque me encanta y me lo paso bien; mi intención es entretener a los demás explicando momentos graciosos de mis viajes, al mismo tiempo que ofrezco consejos y guías útiles de las ciudades visitadas.

Polifacética, como Ana Obregón

Me adapto a mis viajes porque soy polifacética, como Ana Obregón

Aunque el blog va muy bien, estoy preparando un viaje a Marruecos el mes que viene y me encantaría duplicar el número de lectores para entonces. Quiero vivir viajando y, para ello, he creado mi primera campaña de marketing de guerrilla.

Qué es el marketing de guerrilla

Este método publicitario se utiliza para promocionar productos de manera no convencional. A mí me atrajo porque soy súper pobre y con esta táctica no necesitas gastarte mucho dinero, sólo interactuar con el usuario y sorprenderle en el lugar menos esperado.

Descubrí el marketing de guerrilla gracias a Carlos Bravo, que publicó una noticia falsa conforme había anunciado su empresa en la Torre Eiffel; ¿el resultado? Más de 500 visitas y 65 RT cuando todavía no era un gurú de Internet.

Cómo vivir viajando: mi primer movimiento

Aprovechando que voy a recorrer Barcelona con una amiga de Bélgica, voy a imprimir 100 carteles y colocarlos por toda la ciudad (así es como avergüenzo a mis círculos). Intentaré hacerlo en lugares visitados por jóvenes de 18 a 25 años, público mayoritario del blog.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el perro no perdido.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el gato no perdido.

Lo he considerado marketing de guerrilla porque la gente no espera sonreír cuando escanea con la mirada este tipo de carteles. La primera lectura llamará la atención por la imagen, que conseguirá que los transeúntes sigan leyendo hasta encontrar la dirección de mi blog.
Para entonces, espero haberles hecho sonreír y conseguir que arranquen un pequeño papel para visitarlo.

  • De dónde he sacado la idea: el otro día mientras corría me acordé de esta fotografía y pensé que podía usarla para atraer visitas. Al llegar a casa me puse a desarrollar la idea como si me llamara Steve Jobs; la tristeza me invadió por completo cuando me di cuenta de que alguien se me había adelantado. Aún así seguí adelante.
  • Puntos positivos: es un tipo de publicidad que a mí me encantaría encontrarme por la calle, no sólo no me molesta, sino que además consigue hacerme sonreír. Espero que atraiga a un tipo público con un humor similar al mío.
  • Puntos negativos: exponer mi marca personal, como cualquier otra campaña con tu nombre. Por otra parte, espero que nadie sea tan patoso como para pensar que he frivolizado con la situación de los animales perdidos. Nada más lejos de la realidad, hace unos años cree un blog para divulgar la adopción de perros.

¿Has llegado hasta aquí a través de la campaña?

Si es así, ¡bienvenido! Aquí tienes algunos artículos que no te deberías perder:

  1. Cómo salir fea en el DNI casi me veta la entrada a un coffee shop en Amsterdam
  2. Cómo conseguir trabajar de lo que me apasiona
  3. El campo de concentración de Sachsenhausen
  4. Cómo disfrutar de la ópera de Viena por sólo 3 euros

Conclusiones

La semana que viene publicaré las primeras conclusiones de esta absurder campaña, comparando visitas y mostrando el feedback recibido; si funciona estrepitosamente mal, ya sabéis que no me importa reírme de mí, así que nos echaremos unas buenas risas.

Edito: ¡Funcionó! Conseguí más de 2000 visitas en un solo día y cientos de seguidores. No quiero quedarme el “secreto” sobre lo que hice, y he escrito un PDF explicando cómo lo conseguí. Por otra parte, también podéis ver el marketing de guerrilla que hice para conseguir que Ana Morgade participara en el blog.

En cuestiones de saber sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da“. Antonio Machado.

¡Gracias por la visita!

[ois skin=”En el post”]

Trabajar en lo que te gusta

Cómo conseguir trabajar de lo que me apasiona

Aunque pueda sonar a utopía, conseguir empleo de lo que te gusta todavía es posible. Lo difícil es que el sueldo sea justo.

Me gustaría compartir contigo algunas de las técnicas que yo he utilizado para buscar empleo. Ya son 3 años trabajando de lo que me apasiona y te voy a explicar cómo lo he logrado.

Escribe una autocandidatura original

Así es como yo he conseguido mis dos últimos trabajos, a través de autocandidaturas. No hace falta que hagas un súper vídeo o que sorprendas a la empresa con un movimiento de marketing espectacular.

Trabajar en lo que te gusta

Hace año y medio, Qtorb publicó el artículo El futuro es de las personas inquietas” y me encantó. Una chica se puso en contacto con él a través de un correo electrónico titulado “jóvenes con futuro”; en el contenido del mensaje, la candidata resumía con mucha capacidad quién era, qué podía aportar a la empresa y qué porcentaje de bonificación se llevaría ésta si le contrataba.

¿Qué te despierta esta actitud? Yo me he imaginado a una chica llena de energía y motivación, a un tigre (sigue leyendo para entender esto y no creer que he perdido la cabeza completamente).

El trabajo del futuro

Creo que la última vez que imprimí mi Currículum Vitae fue en el 2007.

El mercado laboral está evolucionando y tienes que estar preparado para la era de la competitividad. Mis padre consiguió su trabajo hace 20 años entregando su currículum en mano, seguramente tuvo que hacer frente a una competencia de veinte perfiles similares al suyo, y listo. Ahora, si no eres el mejor, la empresa en la que te encantaría trabajar dispone de una herramienta en Internet capaz de encontrar un perfil mejor que el tuyo en cuestión de segundos:

Sé un tigre

Existe una teoría que defiende que hay dos tipos de trabajadores: los pandas y los tigres.

Los del primer grupo, van al trabajo porque deben hacerlo, son buena gente, seguramente les gusta lo que hacen pero viven sin destacar y se estresan con facilidad.
Los tigres sienten pasión por lo que hacen y, como les encanta su trabajo, salen a cazar y alimentan al resto del equipo.

¿A cuál de los dos contratarías tú?

Véndete

Si crees que eres bueno en algo, ves a por ello. Trabajo con una chica que es, y no lo digo por alegrarle los oídos, un tigre. Hace unos meses estaba cotilleando por LinkedIn y encontré su perfil: se había creado una página web mostrando su trabajo y se notaba la pasión en cada una de sus líneas.
Mi amigo Carlos Anguís ha conseguido colaboraciones como ilustrador varias veces gracias a su blog de ilustración.
Como último ejemplo, uno que me sorprendió. El año pasado encontré la web de una chica de Barcelona que ofrecía sus servicios como niñera… ¿Lo sorprendente? Tenía un blog en el que escribía sobre niños y, de la confianza que transmitía, se había creado un calendario online fácil de usar en el que podías escoger hora para contratarla… Increíble.

Os recomiendo echarle un vistazo a este artículo de Carlos Bravo, “Déjate de tonterías y empieza a venderte“.

Brujas, Bélgica

Feliz por estar viajando; en Brujas, Bélgica.

Por último, espero que esta entrada no os haya parecido fuera de lugar en un blog de experiencias de viajes; como ya dije, me gustaría dedicarme a ser nómada digital de aquí a un tiempo y poder viajar más. El blog también va de eso, de seguir mi sueño de intentar trabajar de lo que me apasiona, así que creo que le da alma al contenido.