Categoría :Europa

Eslovaquia Europa

Bailando con los Hare Krishna en Bratislava

Movimiento Hare Krishna

Recuerdo perfectamente la risita que escondían algunos de mis amigos cuando les dije que iba a visitar Bratislava durante mi primer viaje mochilero; otros, directamente, me confesaron que no tenían ni idea de dónde cojones estaba eso, pero que les sonaba a chungo, a que estaba “lleno de gentuza que me robarían el oros“.

¡A robar carteras!

La verdad es que la llegada no fue muy alentadora: no nos habíamos preparado nada sobre la (pequeña) capital de Eslovaquia porque queríamos hacer todo sobre la marcha y, al llegar a la única oficina de turismo existente, la chica nos preguntó directamente que qué hacíamos ahí si no había nada especialmente bonito para ver. Nuestras caras.

La chica de la oficina, a pesar de la patinada que se pegó, resultó ser de lo más maja: nos señaló en un mapa dónde estaba el (otra vez pequeño) casco antiguo de la ciudad y nos recomendó un restaurante para probar Halušky que, aunque suene a apelativo cariñoso de Mario Vaquerizo a Alaska, es el plato típico de Eslovaquia (sabor similar a los gnocchi italianos – exquisito).

Bratislava y los Hare Krishna: La ciudad en la que más me reí

Mientras caminaba por el casco antiguo, recuerdo pensar que era una de las personas más felices del mundo.  Lo bueno es que sabía que, Joana y Aitor, mis compañeros de viaje, se sentían exactamente igual que yo: libres, afortunados y contentos. Para muestra un botón:

Casco antiguo Bratislava

1,2,3…. ¡Retrasooooooo!

Si comparas otras capitales europeas con Bratislava, es normal que ésta última salga perdiendo (ya os podéis imaginar: separación de Checoslovaquia a Eslovaquia y República Checa, adiós Praga, hagamos Bratislava la capital). Sí, es una ciudad pequeña y, cuando sales del casco histórico, te encuentras antiguas fachadas en un estado deplorable (dignas del peor barrio de Callejeros) y estoy segura de que, si vives ahí y tienes alguna inquietud, no te parece tan encantadora como me pareció a mí, que sólo estuve un día y todavía estaba emocionada por haber entrado en la ópera por 3€:

Calles de Bratislava

Calles de Bratislava

Consulado de Estados Unidos en Bratislava

Consulado de Estados Unidos en Bratislava

Casco antiguo de Bratislava

Casco antiguo

Como veis tiene su encanto. Sin embargo, la foto que más os tiene que llamar la atención es la siguiente. Fijaos bien en quién hay en la esquina derecha de la imagen…

Paquirrín en Eslovaquia

¡¡¡PAQUIRRÍN!!!

Es broma, lo siento, son los miembros del movimiento Hare Krishna:

movimiento hare krishna

Movimiento Hare Krishna

Resulta que todo el mundo los conocía menos yo. Los “Hare Krishna”, como se conocen en Occidente (es decir, como los llamaría mi madre mientras se pone bien la rebequita, porque realmente se llaman Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna) son organizaciones religiosas que se dedican a recorrer las calles bailando y cantando oraciones al dios Krishna, la principal forma de Dios en India.  El canto siempre es el mismo: hare krishna, hare krishna, krishna krishna, hare hare, hare rāma, hare rāma, rāma rāma, hare hare. Ya sabéis cómo soy, así que no dudé en ponerme a bailar con aquel grupo tan feliz, casi tanto como nosotros, acabando el día con unas buenas risas:

Por cierto, según he leído en la Wikipedia, los hombres deben llevar túnica naranja conforme renuncian a sus placeres, a diferencia de las mujeres en la que los colores no tienen ningún significado espiritual (pero el puntito rojo de la frente simboliza que están casadas).

[ois skin=”En el post”]

Leer más
1 8 9 10