Categoría :España

Barcelona España Europa

Curiosidades de Barcelona: Colón señalando a la nada

Cristóbal Colon

Si alguna vez has estado en Barcelona, habrás visto el Monumento a Colón, situado justo al final de las Ramblas. Existe una curiosidad sobre esta obra que siempre que la explico deja a la gente sorprendida.

Cristóbal Colon

De lejos no parece tan bajito, ¿verdad?

“Es que si apunta a las Ramblas…”

Existen varios monumentos dedicados a Cristobal Colón en el mundo y, si alguna vez se ha representado con el dedo en alza (tampoco demasiadas veces), siempre ha sido para señalar América. Menos en Barcelona.

Resulta que los creadores de la obra pensaron que si ésta apuntaba a las Ramblas (que es donde tendría que apuntar realmente), la gente no iba a entender por qué, a pesar de que América se encuentra en esa dirección.

¿Por qué me señala a mí?

“Por divina”

Por ese motivo, decidieron que lo mejor sería que apuntara al mar. O quizá al centro comercial que hay justo enfrente, el Maremagnum, que cuenta con un Lefties en el que siempre encuentro prendas súper rebajadas.

Para no quedar tan mal, surgieron dos teorías que defendían que, o bien la escultura estaba señalando el camino que siguió el descubridor de América desde el puerto de Palos de la Frontera (Huelva) hasta el Nuevo Mundo, o bien su dedo apuntaba hacia Génova, su presunta ciudad natal.

Otras curiosidades del Monumento a Colón

Las vistas desde el monumento son pestosas: pero si queréis ir a echarle un vistazo como plan dominguero, comprando las entradas a través de Internet tenéis un 15% de descuento y os quedan a 2,55€.

Vistas desde el mirador

– En un principio la obra iba a ser construida por donaciones de particulares: pero finalmente el Ayuntamiento tuvo que hacerse cargo porque el dinero no llegaba. 

Hojas de marihuana: la obra de Gaietà Buïgas i Monravà presenta unas hojas de esta famosa planta en la columna, ¿por qué?

El cáñamo de esta planta consiguió que un tratado francés del s. XIX la nombrara la “más útil” porque de él se puede sustraer un elemento de funcionalidad textil usado para fabricar ropas, cuerdas y otros.

En el caso de Colón, este elemento fue utilizado para construir las velas del barco, las maromas de las carabelas e incluso las páginas de las biblias de los tripulantes (que podían leer gracias a la luz que proporcionaba el aceite de cáñamo usado en sus lámparas).

Hojas de marihuana en la columna del monumento

Este último detalle a mí me pareció increíble porque desconocía por completo las propiedades de la marihuana (lejos de las que ya conocemos todos).
Estoy segura de que se os ocurren mil comentarios al respecto… ¡A ver, a ver!

[ois skin=”En el post”]

Leer más
Barcelona España Europa

Curiosidades de Barcelona: la triste muerte de Gaudí

Sant Felip Neri

Gaudí se encontraba caminando hacia la plaza Sant Felip Neri para rezar y charlar con el mosén Agustí Mas i Folch cuando un tranvía acabó con su vida la mañana del 7 de junio de 1926.

Lo extraño de este suceso es que este transporte público iba a 10km hora; es decir, con dos pedaleos rápidos en la bicicleta podías adelantarlo y reírte del conductor, ¿cómo es posible que muriera así?

El capitán Picard

El capitán Picard tampoco se lo explica

Dónde ocurrió el accidente (punto exacto) y cómo

Me estoy ganando el título de dark profesional a base de compartir curiosidades siniestras, pero creo que si eres de Barcelona vas a apreciar conocer este dato y lo recordarás cada vez que pases por ahí.

El arquitecto fue atropellado entre las calles Girona y Bailén, en la Gran Vía de las Cortes Catalanas – es decir, muy cerca de la parada de metro Tetuán.

El conductor declaró que Gaudí estaba caminando y, tras asustarse al ver venir un tranvía, dio dos pasos para atrás intentando esquivar el golpe, con tanta mala suerte que acabó siendo atropellado por el que venía en sentido contrario.

Fue tomado por un vagabundo…

Antoni Gaudí era un hombre sencillo que siempre lucía un aspecto descuidado y, entre la barba y la ropa vieja, nadie fue capaz de reconocer su identidad.

Antoni Gaudí

Antoni Gaudí algo más joven

Ayer les explicaba esta historia a unos amigos y, agradecidos de que hubiera dejado de dar el coñazo con el puto capitel, me preguntaron cómo es posible que nadie reconociera al arquitecto: pues bien, resulta que él evitó a toda costa a los periodistas y a los cámaras durante su carrera pero, además y para colmo, ese día caminaba sin ningún tipo de identificación. De hecho, el único documento que llevaba con él era un libro de Evangelios.

Lo peor de la historia no es sólo que el conductor bajara del tranvía para apartarlo a un lado y seguir su camino, sino que también los transeúntes decidieron no socorrerle tras el accidente pensando que se trataba de un vagabundo (lamentable).

Fue mucho más tarde cuando un guardia urbana se percató de lo ocurrido y, sin saber que estaba ayudando al máximo exponente del modernismo, recogió el cuerpo del arquitecto todavía con vida pero inconsciente, pidió un taxi y se dirigió con él al Hospital de la Santa Cruz (de beneficencia).

mosaicos de la Casa Batlló

Estamos hablando del creador de esta obra de arte

Casa Batlló

Otra fotografía de los mosaicos

Pero atención, que encontrar un taxi también fue complicado porque todos se negaron a llevar al pobre hombre al hospital, siendo multados por la guardia urbana por no socorrer a un herido.

Antoni Gaudí acabó muriendo 3 días después a la edad de 73 años en el punto más álgido de su carrera, habiendo sido reconocido por el capellán de la Sagrada Familia un día después del accidente.

…pero fue enterrado como un rey

Cuando los habitantes de Barcelona se enteraron de lo ocurrido quedaron totalmente conmocionados y la mitad de ellos se vistieron de luto para asistir al entierro en la cripta de la Sagrada Familia (la única parte que él vio construir junto a la Fachada del Nacimiento). Fue tal la aglomeración que los guardias urbanos les costó mantener el orden.

Entierro de Gaudí.

Entierro de Gaudí. Archivo de La Vanguardia

Tiempo después empezaron a surgir teorías de conspiración asegurando que morir atropellado por un tranvía aleatorio que conducía a 10km hora era una historia demasiado gambitera como para creérsela. Prefieren pensar que detrás de este hecho podrían estar los Güell, Verdaguer y otros tantos por motivos de dinero o sectarios.

¿Qué pensáis de todo esto? ¿Accidente o conspiración?

Leer más
Barcelona España Europa

Curiosidades de Barcelona: la plaza Sant Felip Neri

Sant Felip Neri

Mi rincón favorito de Barcelona sufrió uno de los episodios más trágicos durante la Guerra Civil y fue testimonio de un gran asesinato. Se trata de la plaza Sant Felip Neri.

 Plaza Sant Felip Neri

En la Plaza Sant Felip Neri murieron cerca de 30 niños

La belleza de este rincón solitario, a pesar de encontrarse a dos pasos de la catedral y del puente de Sara Montiel, es indescriptible. Si visitas Barcelona, te recomiendo encarecidamente que no dejes de visitar lo que para mí es un lugar completamente imprescindible en la ciudad condal.

Por cierto, el otro día descubrí que Evanescence había grabado ahí su famoso videoclip ‘My Inmortal’ (en realidad lo sabía de hace mucho, pero he pensado que así daba aspecto de investigadora siempre al pie del cañón).

“¿Evanescence? ¿Esos no eran guays en el 2003?”

Cómo ocurrió la tragedia

El ejército de Franco lanzó el 30 de enero de 1938 una bomba en este lugar; la consecuencia de la explosión de este artefacto fueron cuarenta y dos víctimas mortales, la mayoría niños de la guardería que se encontraba justo al lado y a los que seguramente la profesora había querido refugiar en el subterráneo de la Iglesia.

Sin embargo, durante esta época ensayaron una espeluznante técnica para conseguir matar al mayor número de personas: se lanzaban ‘x’ cantidad de bombas, se producía una pausa y, cuando todo el mundo creía que las tropas habían marchado, se volvía a bombardear. De esta manera, se conseguía arrebatar la vida también a toda la gente que había salido del refugio a socorrer al resto de heridos. Por decirlo de alguna manera, se trataba de “explosiones trampa”.

La mayor curiosidad de la plaza es que actualmente muestra las erosiones causadas por el bombardeo.

Bomba Sant Felip Neri

Heridas en la fachada de la Iglesia

Lo agradable de la historia es que, a pesar de lo ocurrido, justo a la derecha se volvió a construir una guardería y alguna vez que he visitado la plaza por la mañana he visto a niños jugar ajenos a lo ocurrido años atrás.

En el centro la construcción encontramos una placa colocada el 31 de enero de 2007 que conmemora lo ocurrido: “En memoria de las víctimas del bombardeo de San Felipe Neri. Aquí murieron 42 personas -la mayoría niños- por acción de la aviación franquista del 30 de enero de 1938.

El robo del estudiante

En el centro de la plaza se encuentra una fuente octogonal obra de Joaquim Ros de Ramis y que es otro intento de hacer parecer a Barcelona súper gótica. Pero no nos importa, porque el creador de esta preciosa construcción dota el lugar de un encanto inigualable.

Sant Felip Neri sin estatua de bronce

Vista general de Sant Felip Neri

Justo encima de la fuente había una estatua de bronce de un niño estudiando (podéis verla aquí, no subo la foto porque al final se me llena el blog de imágenes y parezco Google) que duró allí muy poco tiempo, porque fue robada y jamás se recuperó. Curiosamente, tampoco se ha repuesto ninguna copia.

Una última curiosidad

Antoni Gaudí era un fiel amante de esta plaza. De hecho, se encontraba caminando hacia la iglesia de Sant Felip Neri cuando un tranvía acabó con su vida la mañana del 10 de junio de 1926. Aquí puede que hayáis pensado dos cosas:

  1. La plaza está maldita y esta hija de puta quiere acabar con todos nosotros.
  2. Todavía no entiendo como pudo morir atropellado por un tranvía

Pues bien, el primer punto es completamente falso porque me gusta más un lector que a un tonto un lápiz.

Sobre la segunda, en la próxima entrada hablaré del punto exacto en el que se encontraba el arquitecto y explicaré algunas curiosidades de su muerte.

unfollow gif

“Uy, vaya rollo nos va a pegar esta, unfollow”

[ois skin=”En el post”]

Leer más
Barcelona España Europa

Curiosidades de Barcelona: señales de prostitución

¿Sabías que la prostitución no fue prohibida por decreto hasta 1956?

Yo tampoco, lo acabo de leer en Wikipedia

Anteriormente existían los burdeles y, para trabajar ahí, el único requisito que se les pedía a las chicas era ser mayor de 23 años y pasar una revisión médica semanal.

Si os estáis preguntando por qué la prostitución fue legal hasta hace tan poco tiempo, la respuesta es que con la llegada de las tropas franquistas la mayoría de las mujeres que se dedicaban a “ofrecer placer” huyeron hacia Francia pensando que la nueva moralidad represiva las castigaría; Barcelona se quedó tan vacía de prostitutas que los soldados empezaron a violar a mujeres y el gobierno no tuvo más remedio que legalizar este trabajo.

Una vez prohibida nuevamente en 1956, los prostíbulos cerraron y sus trabajadoras se vieron obligadas a buscar clientela en la calle.

En el post de curiosidades de Barcelona de hoy, vamos a hablar de las señales que ha dejado la prostitución en las calles de la ciudad condal.

Tacones que han creado historia

Si os pasáis por el número 22 y 24 de la Rambla, encontraréis que el mármol de los umbrales de las dos porterías se encuentran erosionados: a cada lado de sus peldaños hay dos agujeros tan hondos que, cada vez que llueve, se llenan de agua sucia como si se tratara de pequeños pozos.

Barcelona mármol putas

Mármol desgastado en La Rambla, 22 y 24.

Y ya está, esa es la noticia “agujeros en porterías”. En la próxima entrada os hablaré de la extinción de los bocadillos de chopped. “Que nooo“, que la historia sigue y es muy interesante… ¿pero por qué ya nadie hace sandwiches con este embutido? En los 90s se llevaban mucho.

En fin, resulta que estos dos huecos fueron hechos por los zapatos de prostitutas que, durante años, se turnaban próximas a estos umbrales en busca de clientes (los números 22 y 24 de la Rambla eran pensiones). Cuando llovía o hacía mal tiempo, las chicas corrían a la portería y seguramente repiqueteaban constantemente sus tacones para entrar en calor.

 tacones de las prostitutas marmol

Agujeros causados por los tacones de las prostitutas

La cara orgásmica de la calle Mirallers

En lo alto de una esquina entre el bario gótico y el Born, concretamente en la calle Mirallers, encontramos tallada en piedra la cabeza de una mujer en éxtasis.

Esta escultura, aunque parezca similar al ángel del sartenazo y le hayan hecho las cejas con compás cual choni de mi barrio, fue colocada ahí para indicar a los paseantes que en esa calle existía un prostíbulo. De hecho, veréis sin dificultades que tiene los ojos entreabiertos y “en blanco” haciendo referencia al orgasmo.

Prostíbulo barcelona

Escultura erótica de la calle Mirallers

Barcelona siempre ha sido una ciudad usada como puerto de mar. Por este mismo motivo, recibía muchos marineros que, tras largas temporadas sin pisar tierra, al llegar a cualquier ciudad buscaban desahogarse sexualmente.

El caso es que las figuras en piedra eran la señal perfecta para que los analfabetos entendieran que en esa misma calle encontrarían un prostíbulo donde podrían, precisamente, atracar su “barco”, “anclar” su embarcación, presumir de “mastil” y “descargar” mercancías.

– JAJAJA, qué originales mis referencias al acto sexual
– NO

Quiero dar las gracias a la Editorial Jonglez por el libro ‘Barcelona Insólita y Secreta’. No me han dado dinero para que les haga publicidad, pero me la enviaron sin pedir nada a cambio y gracias a ellos he descubierto detalles de curiosidades de la ciudad que desconocía. Si eres de Barcelona y te gustan estos posts, te la recomiendo genuinamente (jamás recomendaría algo sólo porque me lo han regalado, es honestamente bueno).

[ois skin=”En el post”]

Leer más
Barcelona España Europa

Curiosidades de Barcelona: cuatro columnas romanas

Si alguna vez has visitado el falso barrio gótico de Barcelona, te habrás dado cuenta de que es imposible caminar por ahí sin chocarse con treinta turistas haciendo fotografías, dos vendedores de abanicos y un guitarrista.

Sin embargo, existe un lugar en el mismísimo centro que es prácticamente desconocido y siempre se encuentra solitario… ¿lo mejor? el secreto que esconde: cuatro columnas de época romana procedentes del templo de Augusto.

Columnas romanas

Columnas romanas del templo de Augusto

Dónde se encuentran

Están justo detrás de la Catedral, en el Centre Excursionista de Catalunya, cerca del ángel que ha padecido un sartenazo. La calle es Paradís y el número es el 10. La parada de metro es Jaume I y el autobús… ¡ME NIEGO! Deja de viajar en autobús, no eres una abuela.

Qué hacen ahí cuatro columnas romanas

En el s. I a.C, cuando Barcelona era romana y Eulalia iba por ahí dando gritos, se construyó un templo dedicado al culto del emperador Augusto. En ese momento, esta construcción de una sola nave se encontraba rodeada por un precioso jardín del que actualmente no queda ningún vestigio, excepto el nombre de la calle que hace referencia a este paraíso (carrer del paradís).

Columnas Romanas. Fotografía de Jesús Arpón.

Columnas Romanas. Fotografía de Jesús Arpón.

Como os podéis imaginar, el templo fue derruido con el paso del tiempo. Un buen día del siglo XIX, mientras unos simpáticos (no los conocí, quizá no eran tan simpáticos, ¿ok? siento tener que mentir para adornar el texto) obreros remodelaban el Centro Excursionista de Cataluña, se encontraron tres columnas romanas y comprendieron que, aquella que tenían perdida en la Plaza del Rey, también formaba parte de aquel templo romano.

Como curiosidad, esta construcción era una de las esplendidades del foro de Barcino y se encuentra justo encima del Monte Táber.

Qué hablas de monte Táber, so loca, si has dicho que estaba en el barrio gótico

¡Os he mentido! ¡Las columnas me las encontré en la montaña cuando fui a buscar espárragos!

No, resulta que el Monte Táber era el punto más alto de la colonia romana: a 16,9 metros sobre el nivel del mar, este lugar les permitía vigilar qué barcos entraban al antiguo puerto. De hecho, toda la colonia romana fue fundada alrededor de este punto álgido.

Monte Táber

El Monte Táber ya no es monte ni es nada

Una anécdota que ocurrió la semana pasada

Como ya sabéis, la semana pasada quedé con Pablo para dar una vuelta por Barcelona y conocernos en persona. Tal y como escribí en el post, nos compramos un bubble tea y caminamos un rato por el barrio gótico charlando sobre la ciudad.

Bubble tea

Bubble tea es un té de frutas con bolas de gelatina al final

Al llegar al Centro de Excursionistas de Catalunya, donde se encuentran las columnas romanas, le quise preguntar a un hombre si nos hacía una fotografía juntos y, al hacerlo, salió disparada de mi boca una de estas bolas de gelatina. El hombre se rió en mi cara. Ahí tenéis la bola junto a su pie.

templo augusto bola

Mi bola de gelatina junto a su chancla

escupitajo gif

Yo pidiendo fotografías

[ois skin=”En el post”]

Leer más
1 2 3