¿Te he oído decir que te estresan los aeropuertos? Bueno, ya te adelanto que no solo a tí. Me gustaría ayudarte para que nada te impida disfrutar de tus merecidas vacaciones, así que aquí tienes mis secretos para superar el mal trago del aeropuerto:

# Reserva todo con antelación
Muchas veces nos agobiamos porque hay muchas cosas para organizar en muy poco tiempo (Como si fuera poco organizar la maleta y elegir la ropa que llevarás puesta). Lleva el equipaje, pasa los controles de seguridad, llega a la hora y ten todos los documentos en orden… ¿dónde está el móvil? ¿me dejo algo?

Pero el que se adelanta canta. Haz el check-in online para asegurar asiento, si tienes maletas extras será más barato y rápido pagarlas a través de la web que en el mostrador. Llega con los documentos organizados y si tienes pensado entrar en una sala VIP del aeropuerto resérvala también con antelación.

# Conduce hasta la puerta de la terminal

A veces lo que nos causa estrés es la sensación de que no vamos a llegar al aeropuerto en hora porque el autobús no sale a tiempo o porque te quedas durmiendo en el asiento y te pasas la parada. ¿Y por qué no conducir hasta el aeropuerto? incluso hasta la puerta de la terminal… En webs de comparación de precios como por ejemplo Looking4Parking.com puedes elegir un servicio donde un chófer recoge tu coche en el aeropuerto. Y a un precio módico, te lo aseguro (¿no he dicho irrisorio?).

# Comprueba el equipaje

Asegúrate de que no llevas nada que no deberías en el equipaje de mano. En serio, sé que te lo recuerdan en cada viaje, pero seguro que cuando está pasando tu mochila por el escáner estás temblando porque no recuerdas si habías dejado el botellín de agua dentro, o el cortaúñas, o la navajilla multiusos que llevaste a la última acampada. Por si tienes dudas, en este enlace AENA te explica lo que está y no está permitido. Una vez hecha la maleta no olvides pesarla, así no llegas al mostrador en ascuas, mirando de reojo al indicador del peso mientras cruzas los dedos para que no te cobren un extra, o aún peor, que te la hagan abrir para sacar esos zapatos que tienes al fondo del equipaje mientras los demás pasajeros te lanzan miradas de odio.

# Viaja VIP

¡Lo mereces! Si el aeropuerto te provoca sudores fríos, puedes hacer como si no estuvieras allí entrando en una sala VIP. Entrar en las de AENA cuesta menos de 30€ y tienes acceso a bebida y comida a discreción. Además tienes zonas de descanso, de trabajo, WiFi, e incluso en ocasiones duchas que puedes usar si esos sudores no remiten.

# Llega pronto

En realidad lo que más me estresa es la sensación de que voy a perder el vuelo. Sin embargo, con tiempo de sobra, cualquier cosa que podría surgir no parece tan terrible. Además hoy en día hay un montón de actividades ofertadas en los aeropuertos… así que tampoco te tiene que dar miedo dormirte y que se te pase el vuelo.

# Investiga el aeropuerto

Con una pequeña búsqueda de internet puedes encontrar trucos de todos los aeropuertos, por ejemplo, cuál de las colas de seguridad es la más rápida, dónde sentarte si quieres tranquilidad y asientos cómodos. No cuesta nada probar y podría cambiar tu viaje totalmente. También puedes encontrar actividades en el aeropuerto si no te apetece sentarte a leer. Hoy en día los aeropuertos tienen de todo, música en vivo, arte, spas… infórmate antes y considéralo un día más de vacaciones.

# Ponte en el Fast Lane

Ciertos aeropuertos tienen un fast lane, esto es, una fila rápida en la que no hay que hacer cola. Pagas unos euros y pasas por seguridad más rápido. Es un servicio relativamente nuevo por lo que no he podido encontrar opiniones, pero parece una buena solución si te da miedo llegar tarde.

# Un cambio de actitud

Antes de empezar el viaje es conveniente cambiar el chip. Relájate, no tiene por qué ser un mal trago. Déjate mimar, vete a que te den un masaje, disfruta de una infusión o una cerveza mientras ves aterrizar y despegar aviones o cómprate algo para el viaje. Los aeropuertos son parte de nuestro viaje y los deberíamos disfrutar como tal.

¿Qué te han parecido mis truquillos? ¿Me he olvidado de algo? Espero que te sirva de ayuda y que el aeropuerto no te quite las ganas de viajar. Y si te gusta el blog ya sabes que puedes suscribirte, siempre habrá algún truco para viajar que te podría venir bien.