Archivos del Autor: Débora de Sá

España Europa

Cuando creí que Rafa Nadal tenía su propia lotería

Porta Angel Navidad

Este artículo lo ha escrito Débora de Sá, mi excompañera de trabajo y una de mis mejores amigas. Espero que lo disfrutéis tanto como yo me reí leyéndolo. Por cierto, es la tigresa que os comenté en el siguiente artículo:

Cómo conseguir trabajar de lo que me apasiona

Soy de Venezuela, un país tropical de ambiente alegre y animado, en el que sobretodo todos hablamos el mismo idioma (“como en España”, dirían los más despistados) pero sólo basta aterrizar en el aeropuerto de Barcelona y leer el ‘Benvinguts‘, para comprender que aquí se parla catalán a mucha honra.

Por eso cuando llegué a Barcelona en pleno calor pegostoso y tropicaliente de Agosto, y pasé aquí mi primera navidad en esta increíble ciudad que hoy es mi hogar, aún no pillaba mucho el asunto del idioma.

Barcelona es una ciudad hermosa en cualquier momento del año y en navidad resulta increíble. A finales de noviembre se encienden las luces en las calles de la ciudad y, Paseo de Gracia o Portal de l’Àngel, calle comerciales muy importantes, quedan realmente de portada de revista, con el montón de guiris consumistas atacando las tiendas y, los más pringadetes, quejándonos que de la Navidad es una época inventada por los americanos para dejarnos sin dinero.

Porta Angel Navidad

Fotografía de Visitarespana.com

Así estaban las cosas, con ese rico frío que empieza y que rara vez congela, cuando al caminar por mi barrio leí un cartelito que decía Lotería de Nadal ofreciendo un premio que, pensé, “por Cristo bendito si me lo gano me resuelvo la vida”. En ese momento me dije a mi misma “joder, Nadal sí que mola, hasta tiene una lotería este simpático mallorquín”.

Avanzaba diciembre y ya toda la ciudad se empezaba a llenar con los anuncios de la Lotería de Nadal. Yo, claro, esperaba que Nadal saliera hablando por algún lado de este proyecto… cómo me encantan los deportistas comprometidos con las causas sociales.

Al ritmo del turrón, los mazapanes, la pista de hielo de mentira que se hace en Plaza Catalunya y la gente paseando por todas las calles hermosas de Barcelona, yo seguía creyendo que Nadal era la p$%* ostia…

… Pero que sorpresa me diste, amigo Nadal, cuando supe que tu apellido quiere decir Navidad en catalán y que no tenías una lotería, era sólo la lotería de navidad de toda la vida. Que imbécil me sentí… ¡ni un número compré!

Esos errores de cada día (de los que tengo muchos) me hacen querer más esta hermosa ciudad, que si eres guiri, fiestero, borracho y te gusta hacer escándalo en el metro, no te puedes perder (tranquilo, no estarás solo, mil millones de guiris anuales lo certifican).

Y tú, Nadal, te digo algo…a mí nunca me gustó el tenis, pero ¡creí en ti y en tu lotería!

[ois skin=”En el post”]

Leer más