10 razones por las que quiero visitar Marruecos

Hace unos días dije que estaba deseando irme a Marruecos porque nunca había salido de Europa y esta ciudad era la que mejor se ajustaba a lo que buscaba. Todo mi entorno reaccionó de la misma manera; me advirtieron de que era un país demasiado peligroso y que no me daba cuenta de que así no, que no iba bien.

En este post explico diez razones de peso por las que quiero ir a este país y, al final, su situación actual.

Cómo se distribuye el país

Antes de empezar a leer debes saber que este país africano, se divide -básicamente- en cuatro ciudades imperiales, Fez, Marrakech, Meknes y Rabat; y en dos ciudades comerciales Casablanca y Tánger.

visitar Marruecos

“Yo pensaba que Marruecos y Marrakech era lo mismo”

10 razones para visitar Marruecos

    • Por proximidad: si vives en el norte de España, el vuelo que une tu ciudad a Marruecos es de tan sólo de 3h. Es muy poco tiempo si lo comparas con otros países exóticos como, por ejemplo, Tailandia.
      Para ponernos en situación, te diré que si te ducharas y maquillaras al salir de casa hacia el aeropuerto, llegarías igual de guapa a Casablanca y no te despeinarías ni aunque bailaras como esta niña tan flipada en el pasillo del avión:
flipada

“Llegaré divina a Marruecos”

    • El dinero se multiplica: la moneda oficial del país es el dirham. En la conversión de moneda 1 Euro es igual a 11,33 Dirham.
      Si vas a cualquier puesto de plaza, la comida te costará 50 dirhams (4,47€) y, en los restaurantes, 60 dirhams (5,36€). Como podéis ver me encanta haceros leer la palabra dirhams. Ahí va otra: dirhams.
    • Comida: el menú marroquí ha absorbido influencias del mundo árabe, de Andalucía y, más recientemente, de Francia, pero el principio fundamental sigue siendo echarlo todo a la cazuela y dejarlo cocinar muy lentamente. El plato nacional es el tajín, un guiso de cordero o pollo con hortalizas variadas y olivas, con limones a la conserva. El segundo más importante es el cuscús, una sémola similar al arroz que se mezcla con hortalizas también.
Cuscús de verduras

Cuscús de verduras

    • Visitar Djemaa el-Fna en Marrakech (y las medinas en general): todo el mundo dice que la plaza es puro espectáculo; a las 8:00 A.M llegan los vendedores de zumo de naranja y, seguidamente, los encantadores de serpiente, músicos, malabaristas, artesanos y un largo etcétera. Ahí encuentras puestos callejeros de comida (como la de arriba) y, por la noche, puedes ver a un grupo de africanos bailando a ritmo de diferentes instrumentos de percusión. Este debe ser el peor vídeo que debe existir en Youtube sobre los músicos pero, como me ha hecho gracia el movimiento del gorrico, lo pongo:


    • Visitar el desierto: y pararme, de paso, por el Valle del Draa, sólo por ver su increíble palmeral. Ponerme un pañuelo como si fuera un tuareg y montar en camello por el Sahara, para pasar allí la noche. Según he leído en Internet es increíble la experiencia de estar rodeada de dunas, en el campamento, contemplando el cielo estrellado. 
    • Gastar mis dirhams en los zocos: típicos mercados marroquíes distribuidos a lo largo de pequeñas calles con techos cubiertos de cualquier tela o material para que no pase la luz. Como los de Aladdín, vamos.
      En estas tiendas se encuentran alfombras y objetos fabricados por carpinteros, alfareros y un largo etcétera que ya te puedes imaginar. Son bastante pesados, pero en el mercadillo de mi barrio también, así que no hay problema.
    • Mezquita Kutubía: es el icono más destacado de Marruecos; sólo se puede apreciar desde fuera porque los franceses crearon una ley conforme nadie podía entrar a las mezquitas del país si su religión no era el Islam.
      Como curiosidad, este edificio tuvo que ser construido dos veces porque la primera vez no estaba bien orientado hacia la Meca. Soy fan de estas pérdidas de tiempo, son muy españolas.
Mezquita Kutubía

Mezquita Kutubía

    • Quedarme maravillada con Chefchaouen: las calles de este pequeño pueblo son de color azul y, además, cuenta con unas cascadas increíbles:
Chefchaouen calles

Calles azules de Chefchaouen

Chefchaouen

Estrecha calle de Chefchaouen

  • Recorrer las gargantas del Todra y Dadés: son las dos gargantas más famosas antes de acceder al desierto. Estas dos son las más turísticas por el simple motivo de que también son las más fascinantes. Puedes ver fotos aquí.
  • Visitar el museo de las Artes marroquíes: en Internet pone que no vale un pimiento, que el entorno está mal aprovechado y que sólo fueron porque valía 10 (que viene, que viene) dirhams. De todas formas, yo quiero ir a ese y a todos, porque he estudiado Historia del Arte y me encantan los museos (#instafreak #instaomg). De hecho, sólo viendo esta pequeña zona del museo ya tengo ganas de ir:
Fuente Museo Arte Marruecos

Fuente en el Museo de las Artes marroquíes

1 motivo por el que mi madre no quiere que visite Marruecos

Ya os mostré la cara que puso mi madre cuando le dije que quería visitar este país. El motivo básico por el que quiere que me quede en casa es porque tiene miedo de que me pase lo que le ocurrió a la mujer de Don Ferico: que me hagan picadillo y me pongan en la sartén.

¿Es Marruecos peligroso?

Sí y no. Si me preguntas si mi barrio es peligroso, te responderé lo mismo: hay estafas, robos y violencia gratuita, pero sobretodo si eres un despistado y acudes dónde no te llaman, como en todos los países.

Por otra parte, todas las personas que conozco que han visitado el país me aseguran que los marroquíes son muy hospitalarios, que jamás percibieron ni un ápice de peligro y que lo único que debes seguir son consejos básicos como, por ejemplo, ir con cuidado con el bolso en los zocos, no pasear por zonas poco transitadas, al anochecer visitar la ciudad con un taxi y, si vas a visitar el desierto, hacerlo con un guía de confianza.

[ois skin=”En el post”]

Judithtiral tirar dinero

Danza de agradecimiento desde Sri Lanka

Hoy Judithtiral.com ha superado las 2000 visitas. Estoy muy feliz porque el blog sólo lleva abierto tres semanas, así que os he querido dar las gracias a todos por los comentarios, visitas, follows y suscripciones pagando a un amigo de Sri Lanka una simpática danza de agradecimiento -que termina siendo algo turbia con la sonrisa del final-.

A pesar de que el baile ha sido muy barato, luego me he arrepentido porque estoy ahorrando para seguir viajando y con menos se come en Tailandia. Así que a última hora he cambiado el texto original, que era un “muchas gracias chirrupers”, por otro que te hará reír (o te entrarán ganas de etiquetarme en Instagram usando hashtags como #instacatalana o #instagarrapata):

Edito en el 2016: *No tengo ni idea de dónde está el vídeo*

Sobre cómo irá la semana

Si eres nuevo (PRINGADO, que nooo, que es broma, ven aquí que te he hecho una sopita de bienvenida) comentarte que actualizo cada día a las 9:00 AM. Los miércoles publico una colaboración y estoy trabajando duro para poder incluir entrevistas a viajeros los próximos viernes.

Este blog va sobre poder dedicarme a viajar durante largas temporadas, así que sólo me queda darte las gracias por haber llegado cuando casi no había contenido y haber dedicado cinco minutos de tu valioso tiempo para dejarme saber que te habíais reído con la web. Nada me hace más feliz.

Aquí dejo la lista de artículos que publicaré esta semana (ahora es cuando después de toda mi parrafada casposa los títulos te parecen una mierda y te desinscribes, jajajaja):

  • Por qué quiero viajar a Marruecos: todos mis familiares y amigos piensan que moriré allí y jamás regresaré. En el post escribiré 5 razones por las que quiero ir y por las que volveré con vida.

    Susto gif

    Cara de mi madre cuando le dije que me iba a Marruecos

  • Colaboración: Gorka es un chico que he conocido gracias a este blog; me cae genial porque soy vegetariana y él la paella la come con verdura. Se puso en contacto conmigo el otro día para colaborar explicando una anécdota que le había ocurrido en Estados Unidos… ¡tengo muchas ganas de leerla!
  • Descubriendo a Sissi Emperatriz: fui a Viena y pagué una barbaridad para ver todos los museos de Sissi Emperatriz pensando que sería una experiencia bestial ver en persona desde su vajilla hasta uno de sus dientes. Lo escribo y me río sola recordando como solté el dinero pensando “wow, esto va a ser increíble”. No sé en qué pensaba. De todas formas, fue bastante interesante y te resumiré en un post los puntos más curiosos.
  • La parte negativa de hacer couchsurfing: no adelanto nada, pero ya os lo podéis imaginar que tuve una mala experiencia. Tengo muchas ganas de escribir este post porque os partiréis de la risa.
  • Una curiosidad de Barcelona: como cada domingo.

Y entonces habrá acabado la semana. Y así constantemente hasta que me muera. Espero que no sea en Marruecos.

[ois skin=”En el post”]

De Haan

De Haan: un precioso pueblo costero de Bélgica

Antes de abandonar Bélgica, decidí pasar unos días en la zona flamenca y visitar De Haan. Seguramente jamás hayas escuchado hablar de este pueblo de la costa porque, a pesar de ser precioso, no disfruta de la popularidad que debería por culpa del mal tiempo de su país.

De todas formas, estoy segura de que te interesará saber más de él cuando te diga que Albert Einstein estuvo viviendo ahí en 1933, antes de exiliarse por completo de Alemania con el objetivo de huir de los nazis.

De Haan: pueblo costero

La playa de De Haan

Cómo llegar a De Haan

Para llegar a este paraíso sólo tienes que coger el tren hasta la parada Ostende; una vez allí, súbete en el tranvía de la línea 1 hasta la estación De Haan (el tranvía está justo a la salida del tren, así que no tiene ninguna pérdida).

Qué hacer ahí

      • Ves a la playa: he vivido toda mi vida en Barcelona y hasta ahora sólo había visto el mar Mediterráneo y el mar Cantábrico; pues bien, el Mar del Norte es completamente diferente a éstos dos últimos y el tipo de playa también. En sus 11 kilómetros se crean unas dunas de arena fina increíble donde, de repente, aparece algo de agua y vuelve a desaparecer hasta que llegas a la orilla.
Detalle playa De Haan

Detalle playa De Haan

      • Disfruta de la Belle Epoque: si el pueblo parece salido de un cuento de hadas es, precisamente, por su arquitectura. Casi todos sus edificios están datados del s. XIX y se encuentran decorados con flores y pinturas en sus fachadas (aquí puedes ver más).
        Sus habitantes no son pobres como yo y el aspecto del pueblo lo demuestra. Imagínate estar ahí un caluroso día de verano, volviendo de la playa, caminando próximo a alguna de estas casas:
Casa De Haan

Una de las casas de De Haan

De Haan

De Haan

  • Relájate: De Haan no es un pueblo costero grande; sólo puedes pasear desde el centro de la villa hasta el mar, y viceversa. Encontrarse ahí es sinónimo de disfrutar de un relax sin igual. A no ser que tengas una novia así y encima te la hayas llevado contigo.
    • Tómate una cerveza: ningún viaje a la costa flamenca estaría completo si no disfrutaras de la mejor cerveza del mundo, con patatas fritas y, si tienes más tiempo y quieres terminar de sentirte fatal con tu cuerpo, un poco de helado.
    • Encuentra la casa de Einstein: en marzo de 1933, Einstein llegó al puerto de Amberes y, aunque su plan era volver a Alemania, cambió de idea al ver que Hitler estaba ganando popularidad en tan poco tiempo (ese mismo año sería presidente y canciller del país). Uno de sus amigos, el profesor belga DeGroot, le ofreció quedarse en su casita costera en De Haan y el físico aceptó, permaneciendo ahí desde el 28 de marzo hasta el 9 de septiembre de 1933. Aquí tenéis un vídeo en el que, el pobrecillo, despierta más miedo que cariño:

En la plaza próxima a su casa se encuentra una escultura conmemorativa que, el día que yo la visité, estaba siendo atacada por la definición visual de la palabra “guiri”:

Figura conmemorativa Einstein

El niño no sufrió ningún fenómeno paranormal, De Haan está libre de fantasmas

En definitiva, si vas a permanecer en Bélgica durante el verano, te recomiendo que le eches un vistazo a De Haan, uno de los pueblos costeros más bonitos que he visto. Cuando hayas terminado de contemplar el hotel Belle Vue, acércate a la heladería Australian Homemade Icecream y pídete un buen helado de Speculoos (la galleta típica belga). ¡Qué gustirrinín, oye!

[ois skin=”En el post”]

Detalle de la escultura del ángel

Curiosidades de Barcelona: el ángel del sartenazo

Hace una semana, un amigo me dijo que mis posts eran tan increíblemente geniales, originales, divertidos e interesantes -o igual sólo dijo que no estaban mal- que, a pesar de que sentía un pánico irrazonable al avión, le habían entrado ganas de viajar.

Auto high five

Auto high five a la Judith del pasado

Enseñándole la ciudad a una amiga estos últimos días, me he dado cuenta de que sé bastantes curiosidades de Barcelona y pocas veces las comparto, así que me he propuesto explicar algunas de ellas para transmitir mi pasión por esta ciudad y animar a muchos a que viajen hasta aquí y me hagan una visita.

Hoy os voy a explicar por qué en la parada de metro Jaume I, en la Plaza del ángel, hay una escultura que parece haber sufrido un sartenazo.

Detalle de la escultura del ángel

Primer plano del ángel

Santa Eulalia, la revolucionaria

Si Santa Eulalia hubiera nacido en 1987, seguramente hubiera sido la primera en colocar la tienda de campaña en Plaza Cataluña durante el movimiento 15-M.

Imaginaos la ciudad de Barcelona durante la época romana, entonces conocida como Barcino. Ahora imaginad un calamar. Ya tenéis calamares a la romana. Ahora volvéis a la época romana sin calamares, un período un poco sombrío en el que los cristianos sufrían persecuciones constantes por parte del emperador Diocleciano.

Un día cualquiera, una joven cristiana de tan sólo 13 años, se despierta cansada de estas persecuciones, se escapa de casa y acude a buscar al gobernador de Barcino, Daciano, y empieza a gritarle delante de todo el mundo que ya está bien con las represiones.

La reacción de Daciano:

Risa sarcasmo gif

“Jajajajaja, claro que sí maja, toma esto para ti y para tu rebaño de ovejas”

Reacción de Eulalia:

Santa Eulalia

“Pensé que pasarían muchas cosas pero al final nada”

Lo cierto es que la historia sigue de una manera muy triste. La niña se negó por completo a renunciar de su religión y el gobernador le condenó a trece martirios (tantos como su edad); desde ser encerrada en una prisión oscura hasta meterla en un tonel con cristales y clavos para, seguidamente, arrojarla calle abajo.

En el año 633, Eulalia fue canonizada y sus restos fueron guardados y enterrados en Santa María de las Arenas.

Qué pinta el ángel del sartenazo en todo este drama

En el año 878 a alguien se le debió cruzar un cable y decidió que los restos de Santa Eulalia estarían mejor en la Catedral. Cuando estaban moviendo el sarcófago, éste empezó a pesar una barbaridad y a la comitiva le resultó imposible trasladarlo un centímetro más.

De repente, un ángel apareció y, sin mediar palabra, señaló el sarcófago con una de sus manos y, con la otra, a uno de los canónigos.

Ángel plaza del ángel

“Quiere decirnos algo” – dijo un iluminado.

No tardaron mucho tiempo en averiguar qué les quería decir el ángel, pues el señor señalado confesó miedoso que había robado uno de los dedos del pie de la santa como reliquia. Sí: un dedo, del pie. Qué vergüenza, yo no hubiera confesado jamás, podrían haber seguido cayendo ángeles del cielo haciendo diferentes señas y creando una compleja coreografía que yo me hubiera hecho la loca (me dicen por pinganillo que así se inventó la Macarena).

Tras colocar el dedo en su lugar, el sarcófago perdió todo el peso que había ganado segundos atrás y finalmente pudo ser trasladado a la Catedral.

La escultura que se encuentra en la Plaza del Ángel es una copia realizada por Ángel Ferrant en 1966; la culpa del sartenazo es de Felip Ros, que creó la obra en 1618, pero se lo perdonamos porque hizo preciosidades como esta.

Moraleja: Si algún día pasáis por el metro de Jaume I -por la Plaza del Ángel-, pensad en el momento más humillante de vuestra vida, mirad la escultura y sonreíd pensando que alguien robó el dedo de un pie y le pillaron. Estoy segura de que vuestro peor momento ya no os parecerá para tanto.

[ois skin=”En el post”]

Has visto mi perro

Cómo vivir viajando: marketing de guerrilla

Como ya sabéis, escribo este blog de viajes y anécdotas diariamente porque me encanta y me lo paso bien; mi intención es entretener a los demás explicando momentos graciosos de mis viajes, al mismo tiempo que ofrezco consejos y guías útiles de las ciudades visitadas.

Polifacética, como Ana Obregón

Me adapto a mis viajes porque soy polifacética, como Ana Obregón

Aunque el blog va muy bien, estoy preparando un viaje a Marruecos el mes que viene y me encantaría duplicar el número de lectores para entonces. Quiero vivir viajando y, para ello, he creado mi primera campaña de marketing de guerrilla.

Qué es el marketing de guerrilla

Este método publicitario se utiliza para promocionar productos de manera no convencional. A mí me atrajo porque soy súper pobre y con esta táctica no necesitas gastarte mucho dinero, sólo interactuar con el usuario y sorprenderle en el lugar menos esperado.

Descubrí el marketing de guerrilla gracias a Carlos Bravo, que publicó una noticia falsa conforme había anunciado su empresa en la Torre Eiffel; ¿el resultado? Más de 500 visitas y 65 RT cuando todavía no era un gurú de Internet.

Cómo vivir viajando: mi primer movimiento

Aprovechando que voy a recorrer Barcelona con una amiga de Bélgica, voy a imprimir 100 carteles y colocarlos por toda la ciudad (así es como avergüenzo a mis círculos). Intentaré hacerlo en lugares visitados por jóvenes de 18 a 25 años, público mayoritario del blog.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el perro no perdido.

Marketing de guerrilla

Marketing de guerrilla: el gato no perdido.

Lo he considerado marketing de guerrilla porque la gente no espera sonreír cuando escanea con la mirada este tipo de carteles. La primera lectura llamará la atención por la imagen, que conseguirá que los transeúntes sigan leyendo hasta encontrar la dirección de mi blog.
Para entonces, espero haberles hecho sonreír y conseguir que arranquen un pequeño papel para visitarlo.

  • De dónde he sacado la idea: el otro día mientras corría me acordé de esta fotografía y pensé que podía usarla para atraer visitas. Al llegar a casa me puse a desarrollar la idea como si me llamara Steve Jobs; la tristeza me invadió por completo cuando me di cuenta de que alguien se me había adelantado. Aún así seguí adelante.
  • Puntos positivos: es un tipo de publicidad que a mí me encantaría encontrarme por la calle, no sólo no me molesta, sino que además consigue hacerme sonreír. Espero que atraiga a un tipo público con un humor similar al mío.
  • Puntos negativos: exponer mi marca personal, como cualquier otra campaña con tu nombre. Por otra parte, espero que nadie sea tan patoso como para pensar que he frivolizado con la situación de los animales perdidos. Nada más lejos de la realidad, hace unos años cree un blog para divulgar la adopción de perros.

¿Has llegado hasta aquí a través de la campaña?

Si es así, ¡bienvenido! Aquí tienes algunos artículos que no te deberías perder:

  1. Cómo salir fea en el DNI casi me veta la entrada a un coffee shop en Amsterdam
  2. Cómo conseguir trabajar de lo que me apasiona
  3. El campo de concentración de Sachsenhausen
  4. Cómo disfrutar de la ópera de Viena por sólo 3 euros

Conclusiones

La semana que viene publicaré las primeras conclusiones de esta absurder campaña, comparando visitas y mostrando el feedback recibido; si funciona estrepitosamente mal, ya sabéis que no me importa reírme de mí, así que nos echaremos unas buenas risas.

Edito: ¡Funcionó! Conseguí más de 2000 visitas en un solo día y cientos de seguidores. No quiero quedarme el “secreto” sobre lo que hice, y he escrito un PDF explicando cómo lo conseguí. Por otra parte, también podéis ver el marketing de guerrilla que hice para conseguir que Ana Morgade participara en el blog.

En cuestiones de saber sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da“. Antonio Machado.

¡Gracias por la visita!

[ois skin=”En el post”]