alegría perro

Motivación: qué he aprendido en 3 semanas con el blog

Este blog trata de compartir anécdotas de viajes, guías, curiosidades y consejos de diferentes ciudades; me gusta que al escribir los lectores siempre añadan información, como dijo Machado, “en cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da”.

Pero también tiene una razón de ser emprendedora, quiero dedicarme a vivir viajando largas temporadas y espero que este rincón de Internet me ayude a hacerlo.

En este post quiero motivarte no sólo a abrirte un blog si siempre has querido hacerlo, sino a encontrar lo que realmente te gusta y atreverte a dedicarte a ello. Estamos en el año 2013 y, si eres una persona joven y sin ataduras económicas, no tienes por qué dedicarte a hacer algo que te aburre y detestas.

Lo que he aprendido hasta ahora

Dedícate a lo que te apasiona y, le dedicarás tantas horas, que serás feliz. Sentirás tanta alegría por estar haciendo lo que realmente quieres y te interesa que una fuerza en tu interior completamente imparable te animará a seguir haciéndolo. Te sentirás vivo y realizado, creerás en ti y en tu trabajo, y las buenas oportunidades vendrán solas (y sí, con ellas también el dinero).

Actualmente, me levanto a las seis de la mañana para poder llevar a cabo este blog. A veces antes. Si me has enviado algún correo electrónico a través del formulario que hay en ‘Contacta conmigo’, te habrás dado cuenta de que también me acuesto bastante tarde (si lees el blog y todavía no hemos hablado, te animo a que me digas hola por Twitter).

Un vídeo que te motivará

Dos personas que te motivarán

Esta mañana he quedado con Pablo de todosemprendemos.com para conocernos en persona, reír e intercambiar ideas. Este emprendedor, tras terminar la carrera y no encontrar trabajo, se fue con tan sólo 2500 euros ahorrados a Malasia y se dedicó a viajar. Ahora ha vuelto a Barcelona y va a publicar un libro contando su experiencia. Su blog es una joya y yo lo seguía mucho antes de que el se pusiera en contacto conmigo (de hecho él se percató de mi existencia después de yo le hiciera un RT). Nos hemos sentido como si fuéramos amigos de toda la vida.

turistas malasia

Pablo en una playa de Malasia

Yo quería que comiéramos un helado, pero él es más sano y hemos acabado tomando un bubble tea. Nos hemos echado una foto para que Ángel, de viviralmaximo.net, sintiera envidia (porque él ha estado en el Tíbet, pero no con nosotros dos en Barcelona disfrutando de un maravilloso bubble tea):

Pablo Olóndriz y yo

Pablo Olóndriz y yo en la Plaza del Rey

Ángel dejó su trabajo en Microsoft, en Estados Unidos, para empezar a vivir al máximo. De ahí el nombre de su blog y su contenido: motivación constante.

Yo me puse en contacto con él como una fan loca antes de que él escribiera estas bonitas líneas sobre mí. Fue antes de que yo hiciera el marketing del perro, así que gracias a ese post conseguí mis primeros lectores.

ángel

Ángel en el Tíbet

Qué he conseguido con este blog

  • Lectores increíbles: muchas de las personas que me comentan son viajeros natos que, aunque saben que todavía no he empezado mi aventura, pasan por aquí y me dedican algo de su tiempo (por ejemplo, Avitsu de Viajablog.com, Sonia de lazapatilla.com, José Carlos de laproximaparada.com o Mercè de milcamins.blogspot.com). Cada vez que leo a Gorka, Davideli, Caro Chan, Alita de Pollo, Ilmer, Yolanda (facebook), Daniel (facebook), Cristina Muñoz, Sergio Palasoft, Ilmer, Mulder, Saul Bernet, Miguel Palmez, Juan Núñez o Sergi Subirats me pongo feliz. Me dejo a muchos por el camino, pero es imposible mencionar a todos sin que los lectores anónimos me manden a tomar por culo.
    Hace unos días me escribió Rubén D., que se dedica a hacer páginas webs, ofreciéndome ayuda altruista con el diseño de mi blog. En fin, a todos mil gracias por vuestro tiempo.
  • Dos entrevistas: soy una friki del Internéts y sabía que el blog iba bien porque recibía visitas y correos electrónicos, pero parece ser que funciona mejor de lo que me esperaba. Natan de tecnicaseo.com y Lorena de siemprendes.com me han dedicado algo de su tiempo para entrevistarme, ¡muchas gracias a ellos también por el interés!
  • Una guía de Barcelona completamente gratis: gracias a la editorial Jonglez. El nombre de ésta es “Barcelona insólita y secreta“; se trata de un libro dedicado a los habitantes de la ciudad condal (y a los que interese) donde se descubren todos los secretos de ésta. Cuando me escribieron fui a la FNAC a buscar el libro y volví a casa súper feliz.
  • Posible participación en ‘Los vecinos de arriba’: es un programa de radio dirigido por Enric Sánchez. Hemos quedado mañana para hablarlo con detalle.

En fin, espero no haber aburrido demasiado con este post de motivación y agradecimiento. Me siento muy afortunada de ver que el duro trabajo que estoy haciendo (pero que no me importa, porque lo disfruto a cada minuto) tiene recompensas tan pronto.

Y a ti, lector anónimo, gracias también por pasarte. Si hoy no te he hecho sonreír, espero haberte motivado a luchar por lo que quieres.

Si te apetece, déjame un comentario con tu experiencia emprendiendo o simplemente buscando empleo que te guste, ¿te ha costado? ¿lo has conseguido ya? ¿qué quieres hacer en el futuro?

[ois skin=”En el post”]

Louvain-la-Neuve, una ciudad belga muy surrealista

Si has llegado hasta aquí, o bien eres lector asiduo (sinónimo de que eres súper divertido/a, y además guapo/a) o bien estás preparando tu Erasmus en la ciudad más surrealista de toda Bélgica, Louvain-la-Neuve.

plátano

Yo disfrazada de plátano en el lago de la ciudad

Por mucha información que hayas leído en Internet, no te imaginas qué tipo de lugar es y qué experiencias vas a vivir allí. Aquí te hago un pequeño resumen.

Pero qué pasa, pero qué invento es este

Louvain-la-Neuve es una pequeña ciudad universitaria situada a 15 minutos de Bruselas (en coche, claro, si usas el tren y ese día va especialmente lento puedes tardar hasta 50 minutos en llegar).

Su origen es tan surrealista como vivir ahí; a pesar de contar con 3 idiomas oficiales, Bélgica está básicamente dividida en la parte francófona (la región de Valonia, “la de abajo”) y la parte neerlandesa o flamenca (la región de Flandes, “la de arriba”).

idiomas belgas

También hablan alemán, pero quería hacerlo sencillo

Estas dos regiones se critican continuamente y existe muchísima rivalidad entre ellas. Para que os hagáis una idea, cuando le dije a un amigo belga que había estado visitando Amberes el fin de semana anterior, me dijo que él no iba ahí porque “le trataban muy mal por hablar francés”.

drama

Mi amigo era demasiado
dramático, como este hombre

Antiguamente, los francófonos podían estudiar en la Universidad de Lovaina (está en la zona de arriba, hablan neerlandés), pero éstos se cansaron de tenerlos por ahí rondando hablando otro idioma que, a pesar de ser el del país, no era el de la región. En 1968 se pusieron bien la rebequita, se juntaron treinta mil habitantes en Amberes y marcharon bajo el lema “¡Los de Valonia fuera!”.

Y así fue. Pero los estudiantes francófonos, que no eran muy originales, se fueron a su zona y crearon la ciudad universitaria de la que os voy a hablar hoy, Louvain-la-Neuve; es decir, Lovaina la Nueva.

Por qué Louvain-la-Neuve es tan especial

Los arquitectos de la ciudad quisieron crear un lugar en el que todo estuviera al alcance de los jóvenes sin que éstos tuvieran que coger el tren y dirigirse a Bruselas; por ese motivo, este campus universitario convertido en un acogedor (pero bastante feo) lugar para vivir, cuenta con centro comercial, bolera, gimnasio, bares, peluquería, librería, farmacias, restaurantes, médicos, mercadillos, … todo.

Es imposible acceder al centro de la ciudad con el coche, pues sólo es peatonal y los automóviles circulan subterráneamente.

Louvain-la-Neuve

Louvain-la-Neuve bajo la nieve; hay coches porque yo vivía en una zona alejada del centro, conocida por los estudiantes como “Narnia”

Las únicas personas mayores que te encuentras por la calle son tus profesores y, como máximo, los propietarios de las tiendas.

Qué son los cercles y por qué están todos grillados

Los cercles son agrupaciones de estudiantes que durante el día organizan eventos culturales; el mismo lugar en el que lo hacen se transforma, por la noche, en un local de música comercial en el que la cerveza vale 90 céntimos. Ahí los belgas actúan como animales, pero de verdad, nunca he visto nada igual: lo normal es beber hasta vomitar y seguir bebiendo, apesta a meado y sólo puedes asistir con ropa vieja, sudadera y botas de agua.

Un día había tanta cerveza en el suelo que daban cerveza gratis al que llegara a la barra.

Louvain-la-neuve

Foto que he encontrado en Google de uno de los cercles, para que veáis que no bromeo con lo de las sudaderas.

Bailan empujándose y tiran el vaso de cerveza por el aire aunque se encuentre lleno. El primer día te parecerá repugnante pero acabarás pasándotelo genial dentro y riéndote como nunca (aunque también conocí a gente que fue una vez y no lo volvió a pisar).

Los más famosos son “Cesec”, “La casa” y “La Petite Casa”; acudas donde acudas, verás que los estudiantes llevan una especie de chapela conocida como “calotte” repleta de pins de color oro. A veces también llevan capa.

Lovaina La Nueva

Esto es un “calotte”

Estos “calotte” se llevan con muchísimo orgullo, es bastante sectario; indican que perteneces a un grupo y sólo os diré que para pertenecer a uno de ellos tienes que pasar por un “bautizo”. Éste se hace al principio del año, cuando celebran las 24 horas en bicicleta (fiesta a la que asistiré en octubre) y consiste en llevar a cabo diferentes pruebas durante días y noches. Éstas son secretas, pero se conoce de qué van por el boca a boca. Le he preguntado a una gran amiga belga para el blog, porque yo no tenía ni idea, y me ha puesto diversos ejemplos:

  1. Los primeros días de pruebas: hacen cosas “fáciles” como comer dientes de ajo o comida para gatos.
  2. La última noche: es la peor y la más repugnante, si realmente quieres pertenecer al “cercle” tienes que hacer cosas como tomar un baño de sangre con órganos de animales, comerte un pescado vivo, matar una gallina con las manos, etc. (me encanta el ‘etc’ como “ya sabéis, lo cotidiano”).
  3. Todo esto se hace mientas beben sin parar: es increíble la cantidad de cerveza que consumen. Me cuenta mi amiga por pinganillo que también realizan concursos para saber quién bebe más; el año pasado ganó una chica con 63 cervezas y coma etílico de regalo.

Por otra parte, cada pin en la “chapela” tiene un significado diferente. Conocí a una chica que llevaba el de unas tijeras, le pregunté por qué y me respondió que el día de su bautizo tenía pareja y, por lo tanto, le tuvieron que depilar sus partes.

Lo mejor de ir a Louvain-la-Neuve, es encontrarte todo este show en persona y plantearte si has escogido bien la ciudad o qué.

Aunque al principio asuste y con los meses te acabe aburriendo la poca oferta cultural que hay, te encantará la ciudad y después la echarás de menos con todo tu corazón (sobretodo a las increíbles personas que encontrarás ahí – o quizá tú no tienes esa suerte, igual hay un pirómano en tu promoción y acabáis todos calcinados).

lovaina la nueva

Nosotros usábamos bigotes pero no matábamos gallinas

Louvain La Neuve

Guerra de nieve con otros amigos Erasmus

Si sobrevives al pirómano, prepárate para cantar esta canción abrazando a tus amigos todas las noches con el cierre de los cercles:

Si has llegado aquí a través de Google, y vas a ir el año que viene, no dudes en preguntarme lo que necesites, ¡estaré encantada de ayudarte! Si has llegado a través de Yahoo no me preguntes nada, ¿por qué usas ese buscador?

[ois skin=”En el post”]

Judithtiral

Casi duermo en un calabozo belga por ir de graciosa

¿Habéis estado alguna vez en Bélgica? Si la respuesta es afirmativa, os habréis dado cuenta de que los belgas serían personas difíciles de cariturizar porque son demasiado neutros, callados y tímidos durante el día -por la noche es otra historia-. Sería muy sencillo retratar a un español, a un francés o a un italiano por los clichés pero, ¿a un belga? ¿cómo?

belgians google

Los belgas según Google, “maleducados, tontos, racistas y raros”. No estoy de acuerdo, pero es curioso.

Un belga jamás te gritaría, es el único ciudadano de Europa capaz de recorrer 1450 kilómetros por un error en el GPS, cuando en realidad sólo quería ir a un sitio cerca de casa.

Son amables y reservados – son buenos y son amor; quizá el hecho de que hablen tan bajito y no hagan ruido se deba a que siempre se han encontrado en medio de todas las guerras por ser un país céntrico: igual quieren pasar desapercibidos y que les dejen en paz de una vez.

Ahora que tenéis creado un perfil del ciudadano belga, voy a explicaros cómo saqué de quicio a uno. Yo lo conseguí. Soy como Blade, el vampiro que vio la luz.

Todo ocurrió en una fiesta Erasmus

Si nunca has estado de Erasmus, estoy segura de que has escuchado hablar de este programa de intercambio y su reputación fiestera. Lo cierto es que te sirve para madurar, mejorar idiomas y, si no lo habías hecho hasta ahora, aprender a hacer la compra, la lavadora y cocinar. Vamos, te hace una persona de bien, un futuro médico o arquitecto.

Si has estado de Erasmus, choca esos cinco que casi engaño a mis lectores haciéndoles creer que no nos hemos pasado todo el intercambio de fiesta en fiesta.

como conoci a vuestra madre

Es broma. Es una experiencia que te enriquece muchísimo y te cambia por completo. Depende de ti cómo vivir este periodo de tu vida, yo no me emborracharme día sí y día también, pero sí hay juerga todos los días si es lo que buscas.

delirium bar brussels

En el bar Delirium con unos amigos

El día que casi duermo en un calabozo belga me encontraba en el kot de Manuel, que así es como llaman en Bélgica a los pisos compartidos (‘kot’, no Manuel. Repite ‘kot’ muchas veces y muy rápido, ya veras qué pasa. Es broma, no pasa nada), celebrando una de nuestras últimas fiestas. De hecho, era la despedida de Joana, una de mis mejores amigas ahí.

No sé si los sabéis, pero el gobierno ha recortado el importe mensual de la beca según tu comunidad autónoma. Yo recibía 140€ o menos. Como no me llegaba ni para pagar el kot (‘kot’, ‘kot’, ‘kot’), siempre compraba lo más barato del supermercado. Al entrar en la cocina de Manuel pude ver que tenía cereales Special K: los caros, los de 5€.

Sorpresa gif

Mi reacción al ver los cerales Special K

Miré a mis amigos mientras los cogía; como estábamos de broma, a todos les pareció bien mi intención de llevármelos para casa. Entre los jiji y los jaja, también me llevé un paquete de atún.

La llegada de la policía

En un punto determinado de la noche llegó la policía porque el kot se había llenado de cientos de estudiantes ruidosos y los belgas, que se encontraban de exámenes, querían que cesara el escándalo.

Yo me encontraba en el rellano cuando uno de los policías me preguntó en francés qué estaba ocurriendo y en qué piso era la fiesta. Le respondí y se marchó.

No habían pasado ni cinco minutos cuando volvió a por mí, había intentado comunicarse con el resto de estudiantes, pero ninguno le entendía porque entre nosotros siempre hablábamos en inglés y nunca en francés. Me preguntó si podía ir a traducir y yo, con el poco francés que hablaba por entonces, me vine arriba y dije que sí.

Cómo conseguí sacar de quicio a un belga sobrio

Mientras subía las escaleras siguiendo al policía recuerdo girarme varias veces a mirar a mi amigo Aitor con cara de pánico y gritar “¿qué estoy haciendo? ¡ayuda!”. Nos reíamos tanto que no hubo respuesta, sólo carcajadas silenciosas.

Al entrar, una cantidad ingente de estudiantes Erasmus (todos conocidos y amigos) esperaban expectantes. El policía empezó a hablar y yo no entendí nada. Le pregunté si podía repetir el discurso y lo hizo. Entendí la mitad, ¿qué podía hacer ahora?

De repente, la parte de mí a la que le falta un hervor recordó la película ‘La Vida es Bella’, cuando el padre está traduciendo mal al nazi para que el pequeño no descubra que están en un campo de concentración. Me pareció una estupenda idea y, cereales en mano y atún en bolsillo, me puse a gritar en inglés: “¡¡dice que estáis guapísimos!! en especial tú Pinar, te sienta de maravilla ese vestido”.

Evidentemente todos empezaron a reír, el policía se dio cuenta de que me había quedado con él y me empezó a gritar.

asustado gif

“qué divertida soy… ¡COÑO, QUÉ MIEDO!”

No entendí exactamente sus palabras pero, como señalaba la puerta y las esposas, fue un buen emisor y pude captar el mensaje: “vete o te vienes conmigo”.

Bajé las escaleras, le conté lo sucedido a Aitor, nos reímos mucho y me fui así de contenta con mis cereales y mi atún para casa, pensando en lo buena gente que son los belgas. Luego me enteré de que a Manuel se lo llevaron preso.

 

Mensajes del día siguiente:

Jajajajajajajajjaa, qué hija de puta, como si no le hubiera robado el atún y los cereales

 

EDITO EN EL 2016 – al final Manuel salió vivito y coleando y todavía nos reímos de la anécdota.

Cómo vivir viajando: proyecto Ana Morgade

Este blog de viajes no sólo trata de anécdotas, consejos y guías de ciudades, también muestra qué estoy haciendo para cumplir mi sueño de poder vivir viajando durante largas temporadas.

El blog empezó hace menos de un mes con las cuentas de redes sociales completamente a cero y, publicando contenido de calidad y combinando éste con marketing de guerrilla, el crecimiento ha sido asombroso. Si estás leyendo esto sólo quería darte las gracias por leerme y compartir mis artículos, porque me estás ayudando a conseguir vivir de lo que me apasiona.

Proyecto Ana Morgade

Para poder conseguir este reto necesito tu ayuda. Hice un vídeo muy original para preguntar a Ana Morgade, por favor, si estaba interesada en colaborar escribiendo en el blog una anécdota que le hubiera sucedido viajando.

Lamentablemente, le envié el link a través de Twitter para darme cuenta de que sólo se conecta cada ‘x’ días. Con más de 162.000 seguidores, resulta imposible que lea mi tweet – deduzco que recibe unos cuantos de cientos cada jornada.

Aquí tenéis el vídeo. No es ningún montaje:

¿Cómo puedo ayudarte? Con recompensa

He pensado que, si éramos varios los que enviábamos el mismo tweet, conseguiríamos que lo viera. Para ello, sólo tienes que pulsar aquí: 

Editado: Ha dicho que sí, ¡muchísimas gracias a todos por los RT! 

Podéis hacer click aquí para descargar lo que había prometido, el artículo sobre cómo conseguí 2000 visitas en el blog con sólo 3 céntimos.

Cada vez que alguien haga un tweet se descargará automáticamente mi artículo ‘Cómo conseguí tener 2000 visitas por sólo 3 céntimos’ de manera gratuita.

Es mi manera de agradeceros la participación: en el artículo explico cómo conseguí que funcionara mi técnica de guerrilla (tiene secretito), qué es la técnica de la sonrisa y dos ejemplos de cómo conseguí que me dieran dos empleos usando esta técnica.

Si no participa ni el tato, al menos lo he intentado: ¡hay que arriesgarse si quieres crecer y conseguir lo que quieres!

gif pringado mar

“He intentado enviar un mensaje al mundo pero no ha pasado nada”

[ois skin=”En el post”]

Cómo disfrutar de una ópera en Viena por sólo 3€

Uno de los días que estuve por Viena descubrí un pequeño truco para entrar en la ópera por tan sólo 3 euros: enseñar un pecho.

No, no, eso lo hice porque me apetecía – el verdadero truco es este 🙂 :

Cómo ir a la ópera de Viena casi gratis

En metro. Que no, que es broma otra vez. ¡No abandones lector!

Aiii, como sigues leyendo, ratilla, que te gustan mucho las cosas baratas como a mí. Ladronzuelo. Tiburón.

Lo primero que tienes que saber es que no vas a estar sentado junto a los ricos; entrarás con ellos, disfrutarás de su olor cuando pasen por tu lado y te mirarán mal si no te arreglas; de hecho, aunque lo hagas, sabrán que has venido para quedarte de pie. Porque sí, observarás la función a un lado y sólo verás la mitad del escenario… Sinceramente, ¿a quién le importa? A mí me hizo muchísima ilusión ver ‘Parsifal‘ de Wagner ahí, sabiendo que el edificio fue inaugurado con ‘Don Giovanni’ de Mozart el 15 de mayo de 1869.

Para conseguir los tickets, tienes que dirigirte a la entrada correcta 90 minutos antes de que empiece la obra. Ésta se encuentra atrás, en el lado izquierdo:

Entradas casi gratis opera de Viena

ópera de viena interior

Ahí en el ladito me dejaron a mí, para que no molestara con mi olor a chorizo.

DATO IMPORTANTE: Este truco es válido para casi todas las óperas importantes. Recuerda que sólo puedes conseguir una entrada por persona; es decir, no puedes comprar cinco mientras dos de tu compañeros están durmiendo en el hotel y otros dos están haciendo ruta por Viena. Tenéis que hacer cola juntos.

Por qué a mí me salió carísimo

Nada más entrar y empezar la función, Joana nos dijo que iba un momento al lavabo. Como somos pobres, no lo sabíamos, pero si sales de la función aunque sea para ir al lavabo, ya no puedes volver a entrar.

Después de tres cuartos de hora desde su salida, Aitor y yo nos preocupamos y salimos a buscarla. Por el camino encontramos una salita preciosa con los bustos de los compositores más destacados:

Mozart en el interior de la ópera de Viena

Mozart en el interior de la ópera de Viena

Qué preciosidad… Esto me hace recordar que uno de los dos arquitectos del edificio, E. van der Nüll, se suicidó a principios de 1868 por las críticas que recibió la arquitectura de la construcción. El otro, A. van Siccardsburg, moriría dos meses después de una apoplejía. Por lo visto, yo traje nuevamente la negra porque le dio un chungo al director el día que yo fui.

Acabando con la anécdota: después de recorrer cuatro veces por completo el interior, al final descubrimos que a todos los abuelitos con problemas de incontinencia urinaria los envían, al salir del lavabo, a una sala con televisor. Lo que es muy triste, teniendo en cuenta que seguramente ellos no han pagado 3€.

Ahí me encontré sentada a Joana, que había pagado una merienda por entrar a ver una ópera, mirando la tele como si estuviera en su casa de Portugal. Lo mejor fue su respuesta cuando vio que yo estaba casi llorando de la risa: “tia, esto es increíble, resulta que hay el doble de personajes de los que creíamos en el escenario “.

televisión ópera viena

¡Jajajaja! Carita de pena